Etiquetas

, , , , , ,

Con la inyección brutal de dinero que va a llegar de Europa y con la gestión de Goirigolzarri, al que tengo por un tipo que sabe lo que hace, estoy seguro que Bankia saldrá adelante. Pero lo que no podrán evitar es que todos asociemos el nombre de Bankia a un gran desastre. Lo tienen muy complicado para cambiar esa sensación en la gente. Así que si yo estuviera en el Consejo de Dirección, votaría a favor de cambiar el nombre del banco cuando las cosas mejoren. Tampoco les va a suponer mucho, ya que la mayoría de sucursales siguen manteniendo su identidad corporativa anterior. Sólo unos pósters (más bien desafortunados) te indican que esa sucursal es de Bankia.

Es curioso que ni los mismos trabajadores de los bancos saben ya en dónde trabajan. El otro día le preguntaba a un director de oficina de Caja España, cuál era su nombre actual. El hombre no acertaba a decirme si ya les habían adquirido de nuevo e incluso si había una siguiente fusión en camino.

Unos de los que más invirtieron en su nueva marca fue Banca Cívica (un nombre realmente paradójico) y Caixabank ha decidió prescindir de esa marca. Por eso nadie invierten un duro en actualizar su branding.

Así que al final, ¿cuántos bancos quedan? Paco López nos lo aclaraba en este post. Viene bien su lectura para saber cómo se llama ahora nuestra Caja de toda la vida.

Anuncios