Etiquetas

, , , ,

Billete

Leyendo este artículo sobre la próxima implantación en los colegios de Inglaterra de asignaturas sobre educación financiera, me doy cuenta de lo lejos que estamos en España sobre este tema. De hecho, considero que nuestro sistema educativo sigue atascado a todos los niveles, desde primaria a la universidad, a pesar de las reformas que nuestros políticos dicen que hacen.

Conceptos como innovación, tecnología, ventas, emprendimiento o finanzas son completamente ajenos a la educación actual y son los pilares sobre los que prosperará cualquier profesional del siglo XXI, independientemente de su especialización técnica.

Junto a otras materias troncales como las matemáticas o la lengua, un estudiante debería estar familiarizado con conceptos como finanzas personales, gestión del dinero, fiscalidad básica, endeudamiento, gestión del riesgo o conocimiento de productos financieros en general. Evitaríamos así que vuelvan a ocurrir episodios tan lamentables como la colocación masiva de preferentes en España o los dramas de las familias perdiendo su casa.

Vivimos en una sociedad basada en el dinero y donde la banca se ha convertido en el engranaje que hace que todo funcione. Nos guste o no, es así. Por eso no entiendo que todavía alguien dude si incluir o no la educación financiera en los colegios. ¿O acaso lo que se busca es que la población no sepa lo que se esconde detrás de las fachadas de los bancos?

Anuncios