Etiquetas

, ,

Cada vez que entro en esas tiendas que tienen casi de todo regentadas por asiáticos y que todos conocemos como “los chinos“, no puedo menos que quedarme atónito observando los detalles de todas esas mercancías amontonadas por todos los rincones de sus locales laberínticos y poco iluminados. Me resulta increíble la cantidad de objetos que pueden llegar a acumular esperando comprador. Todo un mar de plásticos multicolores que ejercen un atractivo casi hipnótico sobre clientes de lo más variopinto.

En mi paseo por sus pasillos atiborrados siempre descubro algún objeto curioso, alguna descripción marciana o alguna marca que provoca una sonrisa. Ya he dedicado en este blog varias entradas al tema (ver ésta, ésta, ésta o ésta) pero es que los chinos son sin duda, una gran fuente de inspiración.

Chinos1 Chinos2 Chinos3

Anuncios