Deepfake y el vídeo viral de El Equipo E. Colaboración de diciembre en Capital Radio.

Etiquetas

, , , ,

Ayer acudí a mi visita mensual en el programa Afterwork de Eduardo Castillo en Capital Radio. Por las fechas en las que nos encontramos, estaba previsto que diéramos un repaso a todo lo acontecido durante el año más algunos consejos tecnológicos para el 2020, pero cambiamos el guión a última hora como consecuencia del vídeo viral de moda que apareció tras las últimas elecciones. Estoy hablando del vídeo titulado «El Equipo E, con E de España» en el que se fusionan las caras de los líderes de los cinco principales partidos con imágenes de la mítica serie de los años ochenta, «El Equipo A».

En el vídeo, subido a Youtube donde acumula más de 1,2 millones de reproducciones, Pablo Casado es Hannibal Smith, Pedro Sanchez es Fénix (el guaperas), Albert Rivera es Murdock (el loco) y en un golpe de genialidad, Santiago Abascal es M.A. y Pablo Iglesias es Amy Amanda, la chica que acompañaba al grupo. El nivel de fusión de las caras es muy bueno y desde un punto de vista cómico, el vídeo es insuperable. Se extendió entre grupos de whatsapp como la espuma.

Tengo que decir que me ha tocado muy de cerca, porque como se titulaba «El Equipo E», mucha gente pensó que era obra de mi empresa y en unos pocos días, recibí decenas de mensajes. El tráfico en nuestra página web llegó a multiplicarse por 200. Hasta llegamos a publicar un pequeño mensaje de bienvenida en el que dejábamos claro que no era obra nuestra. Eduardo Castillo, el director de Afterwork, fue uno de los que me contactó, así que finalmente decidimos dedicar el programa de Diciembre a contar los aspectos más anecdóticos del vídeo, pero también a hablar de Deepfake, la tecnología que hace posible que se creen vídeos como éste.

Deepfake, que podríamos traducir como “profundamente falso”, surge de la fusión de los términos deep learning (“aprendizaje profundo”) y fake (“falso”). Se trata de una técnica de inteligencia artificial que permite la generación de vídeos o imágenes falsos pero que aparentan ser reales, hasta un nivel asombroso. Deepfake permitiría, por ejemplo, insertar la cabeza o la cara de una persona en el cuerpo de otra. El algoritmo se alimenta con una serie de referentes visuales (vídeos o fotos) y consigue generar un nuevo vídeo alterado.

La tecnología Deepfake tuvo una primera aplicación muy conocida durante el rodaje de la saga Star Wars. La actriz Carrie Fisher falleció durante el rodaje y se utilizaron técnicas Deepfake para generar las escenas que faltaban utilizando a otra actriz e incorporando posteriormente la cara original de la princesa Leia. Hay un importante debate en el ámbito del cine ya que, ¿hasta qué punto es lícito utilizar estas técnicas de sustitución de actores? No hay duda que puede ser muy interesante para grabar escenas potencialmente peligrosas o para conseguir hilos argumentales muy largos en el tiempo rejuveneciendo o envejeciendo actores. Pero, ¿sería ético sustituir a actores en otras circunstancias? Por ejemplo, si un actor pide que se le suba el sueldo y la productora se niega, ¿podrían sustituirse las escenas restantes por otras generadas mediante Deepfake? ¿Se podría llegar a grabar una película completa sin actores, algo así como “la nueva película de Leonardo DiCaprio sin Leonardo DiCaprio”? ¿Los actores podrían cobrar por licenciar su cara sin llegar a actuar?

Deepfake también tiene otra vertiente, la del uso fraudulento, la manipulación pura y dura. Por ejemplo: un político diciendo lo contrario de lo que ha dicho en su discurso real (ya hay un precedente muy conocido con Barack Obama), un CEO que reconoce las cosas que hace mal su compañía (otro precedente, Mark Zuckerberg) o una conocida actriz con la que se generan vídeos pornográficos (también hay muchos precedentes, como el de Scarlett Johanson).

Contra estos usos fraudulentos de la tecnología Deepfake ya hay una gran movilización de empresas que están desarrollando algoritmos para detectar montajes. Microsoft, Amazon, Google o Facebook ya han creado bases de datos con miles de archivos manipulados para entrenar a los algoritmos de detección automática de fraudes. Curiosamente, una de las empresas que más está haciendo por detectar deepfakes es el portal pornográfico Pornhub. Es una de las empresas más activas y efectivas eliminando vídeos falsos de su contenido, especialmente después de que se subieran a su plataforma decenas de vídeos que colocaban artificialmente en escenas pornográficas el rostro de conocidos actores o incluso personas anónimas.

El único problema que ofrecen las técnicas de detección automática es que al mismo tiempo que sirven para detectar un fraude, sirven para realimentar el algoritmo que genera los vídeos, haciendo que cada vez sean más difíciles de detectar. Por eso, la “capa humana” sigue siendo necesaria: periodistas con ojo adiestrado que no caen en el click fácil, planes de respuesta rápida en las empresas para el caso en el que surja algún problema y, por supuesto, una sociedad con pensamiento crítico que no colabore en hacer la bola más grande publicando en sus redes sociales un vídeo que podría ser una fraude.

Como siempre, el audio del programa completo está disponible aquí.

La pequeña economía de la Navidad. Colaboración en Telemadrid.

Etiquetas

, , ,

Ayer lunes tuvo lugar mi última colaboración con Está Pasando en Telemadrid para hablar de la pequeña economía de la Navidad. ¿Sabemos lo que nos gastamos? ¿En qué se nos va el dinero? ¿Como reducimos el gasto? ¿Es preferible pagar con tarjeta o en efectivo? Fue una conversación muy divertida con José Luis Vidal en la que preparamos un acting de lo más vistoso.

El programa completo está disponible siguiendo este enlace. Mi intervención a partir del minuto 49.

Todo lo que deberíamos saber sobre la lotería. Colaboración en Telemadrid

Etiquetas

, , , ,

El pasado viernes estuve hablando de algunas curiosidades sobre la Lotería de Navidad en el programa Está Pasando. Ya había escrito sobre la lotería por estas fechas hace 7 años, haciendo hincapié en la igualdad de posibilidades de éxito que ofrecen de todos los números del bombo. Es un tema recurrente que me gusta comentar cada vez que veo las colas interminables de algunas conocidas administraciones. Así que mi colaboración empezó así, hablando de estadística, para pasar a algunas curiosidades que también conviene conocer: la forma más segura de compartir un décimo, qué ocurre si nos lo roban y resulta premiado, cómo proceder si el décimo está roto, etc. También hablamos del capítulo de impuestos: hasta 20.000€ el premio está exento pero a partir de ahí, habrá que pasar por Hacienda. Así que si nos toca el gordo, no recibiremos 400.000€ como cantan los niños de San Ildefonso, sino “solo” 324.000€.

Unos minutos antes de salir a plató, un compañero me chivó que hacía poco tiempo se había adjudicado el mayor premio de la historia: 1537 millones de dólares. No está nada mal. ¿Qué harías si te toca? Este detalle no salió en antena.

El programa completo está disponible aquí. Mi intervención a partir del minuto 54.

¿De qué viven tus vecinos? Colaboración en Telemadrid.

Etiquetas

, , , ,

Ayer tarde entré en directo en Está Pasando en Telemadrid para dar mi opinión sobre los últimos datos difundidos por el INE en el que se detallan rentas medias y el origen de dichas rentas en España.

Durante el reportaje previo, se mostró el caso de Arroyomolinos como una población en la que más del 80% de los ingresos procede de salarios, mientras que Cenicientos, un pueblo a unos 100km de Madrid, ingresa el 40% de sus rentas a través de pensiones y prestaciones.

La diferencia en la procedencia de las rentas es muy indicativa de cómo es un área geográfica. Hay poblaciones donde un gran porcentaje de las familias dependen de un salario, como el caso de Arroyomolinos, que ofrece un estilo de vida atractivo para la población activa. Las zonas rurales y los barrios más humildes tienen una alta dependencia de pensiones, prestaciones por desempleo y prestaciones sociales como la dependencia o la incapacidad. Por otra parte, los barrios más ricos de las grandes ciudades, no solo tienen un nivel de salario por encima de la media, sino que complementan sus ingresos con rentas procedentes del patrimonio o de activos financieros.

No hay previsión de que esta tendencia vaya a cambiar. Los pueblos como Cenicientos seguirán estando envejecidos -y por tanto dependientes de pensiones y prestaciones-, al ser incapaces de generar empleo de calidad. Solo las fórmulas de teletrabajo podrían cambiar ligeramente esta tendencia. El teletrabajo permitiría que un profesional siga dependiendo de un trabajo propio de la gran urbe, pero disfrutar de las ventajas de la vida en el campo (cercanía con la naturaleza, precio de vivienda más asequible, etc).

El programa completo está disponible en este enlace. Mi intervención a partir del minuto 24.

Técnicas de negociación. Colaboración de Noviembre en Capital Radio.

Etiquetas

, , , ,

Ayer volví al programa #Afterwork de Capital Radio para hablar de técnicas de negociación inspiradas en la serie House of Cards.

Si no conoces la serie, House of Cards en un drama político protagonizado por Kevin Spacey y Robin Wright. Narra la historia de Frank Underwood (el personaje interpretado por Spacey) dentro del partido demócrata de Estados Unidos. Underwood es un tipo muy peculiar, con una ambición desmedida, sin escrúpulos, pero al mismo tiempo, es un maestro en la negociación del que podemos aprender algunas cosas interesantes. La serie está de actualidad porque hace unos días se estrenaba en Netflix España la sexta temporada en la que ya no está presente Spacey, que fue despedido tras sus escándalos sexuales.

Si te interesa el tema, el detalle de las técnicas de negociación de Frank Underwood ya lo comenté en este post de hace un tiempo. Si prefieres escuchar el programa, está disponible en este enlace.

La factura eléctrica: cuánto consumimos y en qué podemos ahorrar. Colaboración en Telemadrid.

Etiquetas

, , , ,

El pasado jueves volví al programa Está Pasando de Telemadrid. Mi colaboración se va a extender de forma periódica, así que en próximos programas repasaré temas relacionados con consumo y pequeña economía en formato generalista y en horario de media tarde. En esta ocasión, hablamos del detalle de la factura eléctrica.

La factura eléctrica consta de tres grandes apartados: la potencia contratada (cuota fija), el consumo según el gasto que realicemos y los impuestos correspondientes. El consumo medio de una casa en Madrid cada año es de 10.000kWh. Teniendo en cuenta un coste medio anual de 15 céntimos de Euro por kWh, gastamos unos 1500€ de electricidad al año.

¿En qué gastamos la electricidad? La calefacción es el mayor gasto, aproximadamente la mitad del total. Los electrodomésticos consumen unos 2000kWh (300€ al año) entre los que destaca el frigorífico, con unos 600kWh (90€ al año). Hay que tener en cuenta que el frigorífico es el único electrodoméstico que funciona 24 horas al día. Por eso es que ante una renovación, el frigorífico es el electrodoméstico en el que más nos interesa invertir para adquirir uno nuevo de bajo consumo.

La iluminación nos conlleva un consumo anual de 400kWh (unos 60€ al año). Cada vivienda tiene una media de 23 bombillas. Para la misma luminosidad, podemos utilizar una bombilla incandescente (100w), halógena (70w), bajo consumo (20w) o led (10w). Además de por su consumo, también encontramos grandes diferencias en la duración media de cada tipo de bombilla: incandescente (entorno a 1 año), halógena (2 años), bajo consumo (3 a 5 años) y led (10 a 15 años). Lo ideal sería sustituir por bombillas led aquellas zonas de la casa en las que más tiempo pasamos, como la cocina o el salón y dejar en las zonas menos habitadas (como el pasillo) las bombillas halógenas o de bajo consumo.

El programa completo con mucho más detalle está disponible aquí. Mi colaboración a partir del minuto 50.

“Todos los santos” contra “Halloween”. Gana el consumo.

Etiquetas

, , , ,

El próximo 1 de noviembre celebraremos la festividad de “Todos los santos”, una conmemoración cristiana muy arraigada en la tradición española. La noche anterior, también celebraremos “Halloween”, una fiesta moderna muy extendida en países anglosajones, en especial en EEUU, aunque su origen es Samhain, la fiesta del fin del verano de origen celta.

En estos días es muy habitual escuchar críticas sobre Halloween: que si es una fiesta yanqui, que si es como “celebrar el Rocío en Iowa”, etc. La realidad es que Halloween es una fiesta del consumo. Su éxito ha sido provocado por las grandes superficies y centros comerciales, ya que desde un punto de vista de marketing, Halloween es un producto excelente.

Google Trends, la herramienta de Google que nos muestra el histórico de búsquedas sobre un término concreto, nos da una idea muy apropiada de lo que está ocurriendo. Mientras que las búsquedas de “Todos los santos” desde el año 2004 son mantenidas o incluso ligeramente decrecientes, las búsquedas de “Halloween” son crecientes. Es curioso ver cómo se refleja en Trends otro producto importado de Estados Unidos: “Black friday”. No existía hasta 2013. Desde entonces, no ha parado de crecer. Sin duda, el consumo marca las tendencias.

¿Y en qué nos gastamos el dinero?

En Todos los santos, el sector más beneficiado es el de las floristerías. Con un gasto medio entre 40 y 50€ por cliente, supone más del 20% de su facturación anual. Pero las cifras van cayendo cada año. La nueva generación millenial ya no acude a los cementerios. También influyen en esta caída las incineraciones y por supuesto, el cambio en las tradiciones. Los jóvenes prefieren Halloween.

Los americanos se gastan en Halloween cerca de 10.000 millones de dólares. Los productos más consumidos son los disfraces (3400M$), los dulces (2700M$), la decoración del hogar (2700M$) y las tarjetas e invitaciones (400M$). En España, no hay datos concretos pero se estima que la celebración crece entorno a un 20% cada año y ya no sólo es una fiesta millenial: es habitual ver a niños con sus abuelos haciendo el “truco o trato”.

El sector del disfraz es uno de los más beneficiados en Halloween, con un gasto medio entre 20 y 50€ por cliente, añadiendo una segunda fecha de referencia al calendario junto con el Carnaval. La hostelería es la otra gran interesada, con un notable incremento en su facturación respecto a un fin de semana normal.

Y tú, ¿prefieres Todos los santos o Halloween?

Hablando sobre obsolescencia programada en Telemadrid

Etiquetas

, , , ,

El pasado jueves participé en directo en el programa Está Pasando de Inés Ballester en Telemadrid para tratar de manera divulgativa los conceptos de obsolescencia programada y durabilidad. Todo ello al hilo de la nueva Ley de la Unión Europea en la que se obliga a los fabricantes de aparatos de uso doméstico a mantener repuestos durante un plazo de 10 años desde el momento de la compra. Como curiosidad, rotularon mi nombre junto con el título “experto en obsolescencia programada”. Algo que claramente no soy. Solo considero que me interesa el tema e intento informarme. Fallo mío por no dejarlo claro antes del programa.

En formato debate y con la ayuda de las contertulias habituales del programa, definimos obsolescencia programada como una estrategia comercial que busca, de forma intencionada, acortar la vida útil de un producto. Podemos hablar de “obsolescencia técnica” cuando se trata de esa pieza más débil que el resto que hace que el producto se vuelva inservible, o de “obsolescencia psicológica” cuando se transmite al usuario la sensación de que el producto ya no está de moda o no es lo suficientemente moderno.

La Ley de Obsolescencia de la Unión Europea trata de poner coto a esta estrategia comercial de los fabricantes, marcando, entre otras iniciativas, un plazo de 10 años en los que están obligados a suministrar repuestos. Aplica a varias categorías de productos como neveras, lavadoras, lavavajillas, displays (entre los que se incluyen los televisores) y lámparas. También algunos productos complementarios como fuentes de alimentación, motores eléctricos y cámaras frigoríficas de vending. Dicha ley llega como la respuesta a una demanda social: el Eurobarómetro 2017 indicaba que el 77% de los ciudadanos prefiere reparar sus aparatos domésticos que sustituirlos por uno nuevo. Pero también llega por una clara demanda medioambiental: la fabricación consume recursos naturales y la sustitución produce ingentes cantidades de residuos.

Aunque la ley es un claro paso adelante contra la obsolescencia programada, ha recibido críticas de colectivos de usuarios nada más nacer, puesto que:

  • No garantiza el suministro de piezas al usuario final sino a un intermediario. Imposibilita, por tanto, que el usuario pueda arreglar sus propios productos
  • No incluye ninguna obligación de eliminar las piezas débiles en el diseño
  • No obliga a diseñar productos que faciliten la reparación ni a publicar ningún tipo de documentación al respecto

También se critica que han dejado fuera de esta ley a los fabricantes de electrónica de consumo (móviles, tabletas, consolas y ordenadores). La queja de estos fabricantes es que la nueva ley mataría la innovación y Europa no se ha atrevido a imponer medidas para facilitar la reparación o la interoperabilidad.

El programa completo está disponible aquí (mi participación a partir del minuto 30). También han publicado un extracto en la web de Telemadrid titulado “¿Hasta cuándo duran los electrodomésticos?” y este tweet con un vídeo de un minuto con la explicación de los conceptos de obsolescencia programada y durabilidad.

Aciertos y errores al hacer un curriculum. Colaboración de Septiembre en Capital Radio

Etiquetas

, , , , , ,

Ayer jueves retomé mis colaboraciones en el programa #Afterwork de Capital Radio después del parón veraniego. Como Septiembre suele ser el mes de los buenos propósitos, creímos conveniente repasar algunos consejos sobre la actualización de nuestros curriculum. Ya dedicamos un programa al tema en enero de 2017 y era momento de retomarlo. Además, los últimos meses del año suelen ser periodos de gran actividad económica en los que surgen muchas oportunidades profesionales. Tenemos que estar preparados.

Para la ocasión, me acompañó un buen amigo, Luis Miguel Gil, director de servicios profesionales de NTT en España, que tiene mucha experiencia de campo en el asunto. Por sus manos pasan centenares de curriculum y sabe lo que valoran las empresas.

Luis Miguel nos habló de la doble vertiente del curriculum actual: el curriculum tradicional y el digital (alojado en plataformas tipo Linkedin, infojobs, etc). Ambos son importantes, pero como el digital es público, conviene mantenerlo con un carácter más generalista mientras que el tradicional debemos enfocarlo y detallarlo hacia la oferta concreta a la que estemos aplicando. En ambos casos, la información debe ser fidedigna. En el mundo hiperconectado en el que vivimos, es muy fácil que nos pillen un dato inexacto o una referencia fraudulenta, con lo que echaríamos por tierra todo nuestro esfuerzo. También debemos cuidar el no incluir información confidencial de nuestras anteriores ocupaciones o datos que no sean relevantes de cara a una entrevista, como edad, situación familiar, DNI, etc.

Sobre el tema de la fotografía, consideramos interesante incluir una imagen en la que intentemos sacarnos partido, con una apariencia profesional y actitud positiva. Luis Miguel nos confirmó que la fotografía ayuda a recordar al candidato. Hay que tener en cuenta que un entrevistador puede revisar grandes cantidades de curriculum de un golpe, así que todo es poco para intentar diferenciar nuestra candidatura.

Además de la información académica y la experiencia profesional detallada, es interesante hablar de aficiones e intereses. Pasamos cuarenta horas a la semana conviviendo con un nuevo compañero/a, así que las empresas buscan personas de fácil convivencia e intereses comunes que ayuden a crear entornos de trabajo agradables y motivadores.

Hay un pequeño tabú sobre los periodos en blanco que quedan entre una ocupación profesional y otra. Hay personas que estiran sus años de trabajo en la empresa anterior y posterior para disimular los períodos de desocupación. No pasa nada porque surjan dichos espacios, siempre y cuando el candidato justifique la razón y cómo ha aprovechado ese tiempo: aprender idiomas, formación, reciclaje, viajes, etc

También hablamos de puntos clave para una entrevista presencial, como consecuencia de haber enviado un buen curriculum.

  • Puntualidad: salir con mucho tiempo de antelación para evitar imprevistos. Es mejor llegar antes y tener un tiempo de relax en el que podremos repasar mentalmente lo que vamos a contar, que agobiarse pensando en la excusa con la que nos vamos a justificar.
  • Vestimenta: los códigos de vestimenta son cada vez más relajados en la mayoría de los sectores, pero la norma sigue siendo vestir de manera similar a como se visten en la empresa a la que vamos a acudir.
  • Naturalidad: como no sabemos lo que están buscando, es mejor mostrarnos naturales, ser nosotros mismos.
  • Conocer la empresa: con total seguridad nos preguntarán sobre qué conocemos de la empresa que nos entrevista. Por tanto, debemos llevarlo preparado. Todas las empresas tienen publicada en internet muchísima información. Busquemos qué es lo que más nos gusta, qué departamento puede ser el idóneo para nosotros, etc
  • Preguntar: un candidato que pregunta sobre la empresa durante la entrevista demuestra interés. Organización del equipo, el programa de formación o las previsiones de desarrollo profesional son los temas más indicados.

Si estás en proceso de actualizar tu curriculum, puedes escuchar el programa completo aquí (a partir del minuto 42). Espero que te sirva lo que hablamos.

Marketing de influencia. Colaboración de Julio en Capital Radio

Etiquetas

, , , ,

Ayer volví al programa #Afterwork de Eduardo Castillo en Capital Radio con mi colaboración mensual. En esta ocasión, para hablar de marketing de influencia. Está muy de moda hablar de influencers. Copan titulares, informes y noticias de todo tipo, así que decidimos dedicar el programa a esta temática para aclarar algunas ideas.

Podemos definir formalmente a un influencer como una persona con gran credibilidad en una determinada temática y con la habilidad para influir en un segmento de público de forma natural y espontánea. Considero especialmente importantes dos aspectos de esta definición:

El influencer no es un concepto nuevo. Antes de que estuviera tan de moda el término, los llamábamos “prescriptores. Deportistas, artistas, músicos o celebrities de diverso pelaje nos recomendaban coches, cuentas bancarias o productos de alimentación. El nuevo enfoque llega con las redes sociales que han multiplicado el alcance de una generación de chavales que no son deportistas, artistas o músicos. Son solamente celebridades digitales, youtubers, tuiteros, instagrammers o bloggers con al menos centenares de miles de seguidores, que publican contenido de manera muy habitual y con un enfoque muy centrado en los segmentos de público más joven.

Cuando las empresas con grandes presupuestos para marketing detectaron que había personas con millones de seguidores en sus redes sociales, encontraron una nueva forma de dar a conocer sus productos o servicios y asociar su imagen a estas figuras. Así nació el marketing de influencia.

Ventajas del marketing de influencia:

  • Llegar a segmentos a los que es difícil llegar por otros medios, por ejemplo los centennials (nacidos entre 1994 y 2010) que ignoran la televisión, la radio o la prensa escrita.
  • El influencer es algo más que una cara bonita. Puede convertirse en un reportero e incluso probar el producto en primera persona y contar la experiencia
  • Sus recomendaciones tienen más credibilidad
  • Facilitan el posicionamiento natural en buscadores (SEO)
  • Aportan una nueva vía de comunicación bidireccional a través de los comentarios. El feedback de la comunidad es tan importante como la propia recomendación del influencer.
  • Incrementan la posibilidad de que el contenido se viralice aunque a veces sea a consta de algunos escándalos que pueden no ser muy convenientes para la marca.

Si estas ventajas te han convencido y quieres iniciar una campaña, estos son los pasos a seguir:

  1. Definir objetivos a nivel de producto y de público. Elegir el público al que me dirijo y cuál es el producto que mejor encaja
  2. Buscar el influencer adecuado. No todos los influencers son iguales. Suelen estar especializados en micronichos en los que son percibidos como expertos. Si la campaña les hace salir de su área de especialización, puede que el mensaje no sea creíble.
  3. Definir el contenido a publicar. A pesar de que los contenidos de los influencers suelen llevar un aire de espontaneidad, nada se deja al azar, por lo que es muy conveniente dejar muy claro cuál es la cualidad que más conviene destacar del producto a promocionar.
  4. Lanzar la campaña y medir resultados. Una de las grandes ventajas del marketing digital es que todo es medible. Los resultados hablarán por si mismos y nos darán la pista para continuar o no con este tipo de campañas

Como comentaba al principio del artículo, se habla mucho de marketing de influencia pero ¿existe realmente una alta demanda de este tipo de marketing o podríamos decir que hay una cierta burbuja alrededor del tema?

Ya hablé hace un tiempo sobre el informe InfoAdex que publica una estimación de inversiones publicitarias en marketing digital en España. Sus datos para el año 2018 nos decían que la partida de  inversión en influencers fue de 37 millones de Euros. ¿Es mucho o es poco? Poniéndolo en contexto podemos comprobar que hay más burbuja que realidad. Otras estrategias publicitarias menos de moda como el mailing se estimó en 1900 millones, el marketing telefónico en 1500 millones y el SEM en 800 millones. Así que el marketing de influencia está muy lejos de sus hermanos mayores.

Como es habitual, el programa estará disponible durante unos días aquí. Mi participación a partir del minuto 39.