Nos vemos en la Feria del Libro de Madrid 2018

Etiquetas

, , , ,

Mañana viernes comienza la Feria del Libro de Madrid 2018, un evento muy especial para todos los que nos dedicamos al mundo de los libros y una de las ferias editoriales más importantes del mundo. La foto que acompaña a este post es de hace unos días en el paseo principal del parque del Retiro, con el montaje de las casetas a medias. Pero todo está ya listo para la inauguración que tendrá lugar mañana.

Como en años anteriores, estaré firmando ejemplares de mis libros en la caseta de mi distribuidora UDL Libros, invitado por mi editorial. Será el domingo 3 de Junio de 19 a 20h en la caseta 32. Si tienes pensado pasarte por el Retiro, vente y charlamos. Por mi parte, será un placer. Además habrá muchos autores interesantes.

¡Nos vemos en la Feria del Libro!

 

Anuncios

Profesiones con paro negativo V: Técnico comercial. Colaboración de Abril en Capital Radio

Etiquetas

, , , , , , ,

Ayer lunes acudí a mi cita mensual en el programa #Afterwork de Capital Radio para cerrar el ciclo de profesiones con paro negativo que hemos tratado durante los últimos meses. En programas pasados hemos hablado de diseñadores de productos digitales, expertos en marketing digital y de dos de las tendencias más comentadas en todos los foros tecnológicos, expertos en big data y expertos en blockchain. Es obvio que todas ellas han sido profesiones relacionadas con las llamadas disciplinas STEM (Science, Technology, Engineering and Maths) y no quería cerrar el ciclo sin hablar de una de las profesiones que va más allá de STEM y que siempre aparece en todos los rankings de profesiones más demandadas: el técnico comercial.

El técnico comercial es la evolución del vendedor de toda la vida, adaptado a lo que demandan las empresas en el siglo XXI. Hablamos de un perfil mixto en el que en primer lugar, hay que tener una especialización técnica en algún tipo de mercado (tecnología, biosanitario, industrial, sector de la construcción, logística, servicios, etc) que se complementa con habilidades comerciales. Las empresas de todos los sectores están ávidas por contratar este perfil que conoce en detalle los productos y servicios de la compañía y que además sabe venderlos. Si además dispone de contactos y una cierta cartera, el valor del profesional crece exponencialmente.

Desgraciadamente, para este perfil no existe una oferta clara de formación. La Universidad y las Escuelas de Negocio no suelen preparar para especializarse en ventas. Empieza a haber sensibilidad hacia el tema y se dedican espacios dentro de cursos de marketing, aunque todavía están muy lejos de la experiencia y el oficio que demandan las empresas.

En el programa, repasamos algunas habilidades que debe desarrollar un buen técnico comercial y que forman parte de un decálogo que suelo abordar en mis conferencias sobre ventas. Tras mi exposición, tuvimos una charla sobre emprendimiento muy interesante con Antonio Sainz, fundador del European Institute for Entrepreneurship y conocimos la startup Obuu de la mano de su socio fundador Nicolas Hornillos.

Como siempre, el programa completo estará disponible durante unos días aquí.

6 años de blog

Etiquetas

, , ,

Una entrada rápida para compartir con todos vosotros que este blog cumple hoy 6 años desde aquel (ya lejano) “hola mundo” del pasado 1 de abril de 2012. ¡La de cosas que me han pasado desde entonces! Y creo que las 352 entradas publicadas resumen muy bien mi actividad profesional, al menos en su vertiente más relacionada con los libros, las conferencias y las colaboraciones con medios.

Así que dedico esta breve entrada a todos los lectores que habéis pasado por esta página en algún momento de sus 6 años de historia y espero sinceramente que el contenido os haya resultado interesante. Siempre se dice que el principal motivo para escribir un blog es uno mismo, pero si no hubiera lectores, dejaría de tener una parte de su sentido. Por tanto, muchas GRACIAS a todos por seguir estando ahí 6 años después.

¡Seguimos! :-)

 

Profesiones con paro negativo IV: Expertos en blockchain. Colaboración de Marzo en Capital Radio

Etiquetas

, , , ,

Ayer visité Capital Radio de nuevo para hablar de Expertos en Blockchain dentro del Ciclo de “profesiones con paro negativo” que iniciamos hace unos meses. En la primera parte del programa nos acompañó Hector Montenegro, CTO de Microsoft Iberia y gran conocedor de esta tecnología, para ponernos en contexto. En la segunda mitad, entraron en el debate los alumnos del Master en Radio de la Universidad Nebrija que visitaban la emisora, con los que hablamos de tecnología pero también de las curiosidades del mundo de la radio.

Es realmente difícil explicar en pocas palabras lo que es blockchain, esa extraña tecnología que está en boca de todos, de la que se dice que nos va a cambiar la vida, pero que poca gente sabe aterrizar en ejemplos concretos. Nuestro invitado en el programa, Hector Montenegro, tiene publicado en su blog este post que lo aterriza bastante bien.

Por mi parte, voy a intentar hacer mi propio relato de “Blockchain para dummies”, ya que sin duda, mi conocimiento del tema es mucho más limitado que el de Hector, al que le agradezco su participación en el programa.

Lo primero que hay que aclarar es que no es lo mismo Bitcoin y Blockchain. Bitcoin es una criptomoneda muy conocida en la actualidad por haber subido como la espuma y cuya supuesta burbuja está presente en todas las editoriales de la prensa económica. Blockchain es la tecnología sobre la que se sustenta el Bitcoin, pero que sirve para otras muchas cosas más allá de las monedas virtuales y el sector bancario.

Permitidme un ejemplo sencillo para explicar el concepto de Blockchain. Imaginemos un Registro de la Propiedad de cualquier provincia, el registro clásico que todos conocemos, dónde damos de alta nuestra vivienda para que quede claro que somos los propietarios. En dicho registro, cualquier persona puede conocer la titularidad de una vivienda antes de comprarla (ese paso de pedir una “nota simple” que hemos realizado todos los que tenemos una casa en propiedad). La información que ofrece el Registro es completamente fiable para todas las partes y confiamos en que un tercero (el Registro de la Propiedad) mantenga inalterable la información.

Imaginemos ahora que eliminamos la figura del Registro de la Propiedad. Imaginemos que el libro dónde se apunta la propiedad de todas las viviendas fuese digital. Imaginemos también que como no hay un tercero encargado de gestionar el libro, nos encargamos nosotros los propietarios de custodiar dicho libro. ¿Cómo hacerlo? La forma que propone la tecnología blockchain es haciendo tantas copias de dicho libro como propietarios y repartir una copia a cada uno. Es fácil de hacer porque hablamos de un archivo digital (tan sencillo como copiar y repartir un mp3 o un pdf). Cada vez que haya un nuevo cambio en el registro, dicho cambio se sincroniza y se apunta en todas las copias del libro que poseen los propietarios, algo que la tecnología digital lleva haciendo años. Si uno de ellos la pierde, no hay problema, cualquier otro propietario puede darle una copia.

La idea final detrás de blockchain es, por tanto, que eliminemos a los intermediarios que sustentan el control sobre una base de datos y pase a ser gestionada por los usuarios finales. Así que creo que es fácil imaginar algunas aplicaciones:

  • invertir dinero en un fondo de inversión con otras personas sin la intervención de un banco
  • mantener un historial médico de pacientes independiente de cualquier entidad médica
  • disponer de cualquier tipo de certificado, como por ejemplo los títulos universitarios, sin la intervención del Estado, evitando así los fraudes en los CVs
  • trazar los movimientos de la vida de un alimento para que pueda ser consultado por parte de los consumidores

Es probable que algún lector ya haya pensado en los peligros de este sistema ante dos escenarios:

uno – Si todos los participantes tienen una copia de todos los registros ¿como podemos aplicar blockchain a un entorno bancario? ¿cualquier cliente de un banco sabría el dinero que yo tengo?

dos¿Qué pasa si se hackea la base de datos distribuida al ser un soporte digital sin un reflejo analógico y sobre el que se supone que no hay nadie vigilando?

La primera pregunta es de respuesta fácil: todos los participantes de un entorno blockchain operan bajo pseudónimo, en completo anonimato, por tanto, sólo podríamos saber “que el sujeto A tiene X dinero”, pero nunca sabríamos quién es ese sujeto. En su equivalente físico, también podemos intuir que hay algunos clientes de nuestro banco que tienen muchísimo dinero.

La segunda pregunta es un poco más compleja de explicar en detalle, pero de manera resumida podríamos decir que un conjunto de apuntes en la base de datos se llama “bloque” (de ahí el “block” de blockchain). Cuando un bloque se llena de apuntes y antes de iniciar un nuevo, se procede al cierre del bloque mediante la aplicación de un algoritmo criptográfico.

Por poner un ejemplo sencillo, imaginemos una página de un libro en la que aplicamos varias reglas:

  • el número de vocales en dicha página es de 127
  • el número de letras “A” en dicha página es de 24
  • el número de letras “R” en dicha página es de 8

Si alguien varía un párrafo de esa página del libro, es muy difícil que tras aplicar “el algoritmo” que acabo de mencionar, cuadren de nuevo los resultados, por tanto, detectaríamos de inmediato que ha habido un fraude.

Esto mismo es lo que hacen los algoritmos criptográficos para controlar que no hay fraudes sobre los bloques llenos de apuntes, pero como os podéis imaginar, con un nivel de complejidad muchísimo mayor. De hecho, la complejidad es tan alta que requiere de una enorme capacidad de proceso para poder realizar los cálculos. Al hecho de facilitar el algoritmo que vigila la integridad de un bloque se le llama comúnmente “minar” y a los individuos que realizan esta labor “mineros”. Es una labor compleja y que requiere de muchísima capacidad de procesamiento. Por eso surgen noticias como estas: “Virus que secuestran ordenadores para minar bitcoins” o que “Islandia dedica más electricidad a la minería bitcoin que a los hogares”. Supongo que os imaginaréis por qué: minar bloques de blockchain y en especial los que van destinados a sostener la moneda Bitcoin, está pagado con los propios Bitcoins, cuya cotización está por las nubes, así que es evidente que es un trabajo bien pagado.

No me voy a enrollar más porque no quiero complicar más el asunto. Sólo espero que el concepto haya quedado claro y si te interesa el tema, acabo con algunos enlaces más para profundizar en ello. Y por supuesto, el programa de ayer estará disponible durante unos días aquí.

Enlaces:

Hablando de obsolescencia programada en Melodía FM

Etiquetas

, , ,

Ayer entré en directo en el programa Despiértame Juanma de Melodía FM para hablar sobre obsolescencia programada. Fue un corte rápido en el que presentamos el concepto. Me pidieron que buscara un ejemplo fácil de entender y creo que la comparativa entre un frigorífico y una tablet cumplieron el objetivo.

El frigorífico de tu casa puede que tenga 15 ó 20 años de antigüedad. Es un aparato que funciona 24 horas al día y con una complejidad técnica razonable. Se diseñó para durar, para que pueda ser reparado en el caso de una avería y lo normal es que dispongamos de servicios técnicos y piezas de recambio de la mayoría de marcas. Podríamos decir por tanto que es un tipo de producto que se diseña bajo parámetros de durabilidad.

Sin embargo, la tablet que tengas tirada en el sofá tendrá un año de antigüedad y no puedes esperar que te dure mucho más de 3, aunque la uses poco, porque no se diseñó para durar sino para ser desechada y sustituida por otra más moderna en un corto espacio de tiempo. En el caso de una avería, sólo podrás sustituir la batería o la pantalla. El resto de componentes entran dentro de una maraña tecnológica misteriosa que no se puede reparar. Hasta el propio etiquetado de los componentes resulta confuso para que ni siquiera un ingeniero con conocimientos técnicos pueda repararlo. Por tanto, una tablet es un dispositivo diseñado bajo parámetros de obsolescencia programada.

Si estás interesado en el tema, puedes echar un vistazo a este post del 2012 (Obsolescencia programada vs durabilidad). También dediqué algunas páginas de mi primer libro “Todos somos vendedores”.

 

Profesiones con paro negativo III: Expertos en Big Data. Colaboración de Enero en Capital Radio.

Etiquetas

, , , ,

El pasado lunes retomamos en Capital Radio la serie de programas dedicados a las profesiones con paro negativo que iniciamos hace unos meses. En esta ocasión, hablamos de “Big Data” y de las profesiones alrededor de esta macro tendencia. En el programa también participó Jaime Colsa, de Palibex, y Fernando Ruiz-Beato, de Ruiz-Beato Abogados, que enriquecieron el debate con ejemplos relacionados con la logística y la seguridad de la información.

Uno de mis objetivos para este programa era que todos los oyentes pudieran entender el concepto de “big data”. Para ello, empezamos hablando de los inicios de la llamada web 2.0, es decir, el momento en el que cualquier internauta fue capaz de comenzar a publicar contenido en Internet sin necesidad de conocimientos técnicos, gracias a la popularización de blogs (Blogger, WordPress, etc), redes sociales (Facebook, Twitter, etc), repositorios de imágenes (Flickr, Instagram, etc) y vídeo (Youtube, Vimeo, etc). Con el paso de los años, el volumen de información que publicamos entre todos a través de este tipo de herramientas es altísimo y está caracterizado por ser de acceso público (en su gran mayoría), con una alta velocidad de generación, de carácter global, en todos los idiomas y con múltiples formatos. Además de los internautas a nivel personal y las empresas con sus procesos de negocio, cada vez más máquinas se conectan a Internet generando aún más datos: la cafetera de la oficina, el telecontador de casa, las cámaras de videovigilancia, las estaciones meteorológicas, etc.

Ante semejante volumen de información surgen varios retos que definen el concepto de Big Data: almacenar, clasificar y procesar dicha información para obtener conclusiones concretas y prácticas.

Las técnicas Big Data contemplan el desarrollo de algoritmos alimentados con todo este volumen de datos con dos posibles objetivos:

  • Análisis predictivo: identificar variables que impactan en un proceso y predecir así la probabilidad de que un suceso ocurra. Por ejemplo, Jaime Colsa nos contaba que en su empresa de logística Palibex ya están desarrollando algoritmos para predecir la demanda de transporte y enviar camiones para cubrir dicha demanda por adelantado.
  • Optimización de procesos: buscar la combinación de variables que maximizan un resultado. Un ejemplo muy interesante sería la optimización de procesos de trading financiero o la mejora del rendimiento deportivo.

Un buen ejemplo de Big Data poco conocido y que me gusta especialmente son las apps de mapas y navegación. Antes de utilizar algoritmos de Big Data, los navegadores sabían dónde estabas gracias al GPS y dónde querías ir porque previamente nos había preguntado, y con ello te ofrecían rutas atendiendo a criterios de kilometraje, de tiempo o de calidad de la ruta. Gracias a la incorporación de algoritmos de Big Data, las apps de nueva generación recopilan datos de posición y velocidad del usuario mientras éste usa la aplicación. Procesando los datos de todos los usuarios que utilizan la app en cada momento, el navegador sabe:

  • Dónde hay retenciones, porque la velocidad de todos los usuarios es menor de lo normal
  • Qué calles son de sentido único, porque todos los movimientos son siempre en un único sentido
  • Dónde hay una calle no registrada anteriormente, porque algunos vehículos empiezan a circular por una nueva zona

Estas conclusiones son obtenidas por los algoritmos utilizando solamente la información proporcionada por la propia app pero las nuevas generaciones de apps de navegación pueden procesar información externa como las previsiones meteorológicas, la agenda de grandes eventos de la ciudad o los horarios habituales de entrada y salida de colegios y zonas de oficinas, para mejorar más todavía en las rutas propuestas a los usuarios.

Entendiendo qué es el Big Data con los ejemplos anteriores, podemos concluir que un experto en Big Data será un profesional del almacenamiento, de la clasificación o del procesado de grandes cantidades de datos desestructurados. Aunque lo más habitual es que un experto en Big Data sea un creador de algoritmos. Por tanto, lo habitual es que los estudios más adecuados para un experto en Big Data sean las titulaciones en matemáticas, informática o telecomunicaciones. Se habla mucho de Big Data desde la perspectiva del marketing, pero un técnico de big data es principalmente un matemático o “científico de datos”.

Las salidas profesionales más habituales para un experto en Big Data abarcan empresas puramente digitales, empresas que generen datos en gran cantidad (automación, banca, organismos públicos,…) y también startups que pueden desarrollar nuevos modelos de negocio, a día de hoy desconocidos, a partir de los datos públicos o privados que generan otras empresas.

Lo que es seguro, es que veremos grandes avances gracias al Big Data en ámbitos como:

  • Salud pública, gracias a los datos recogidos mediante dispositivos como los relojes inteligentes (smartwatches) u otro tipo de sensores (wearables) podremos anticiparnos a la enfermedad
  • Rendimiento deportivo
  • Calidad de vida en las ciudades y desarrollo de smart cities
  • Gestión comercial avanzada
  • Meteorología y prevención de desastres naturales
  • Mejora del rendimiento de máquinas y procesos industriales
  • Trading financiero

Espero haber dado un poco de luz sobre el apasionante mundo del Big Data y si te interesa el tema, el programa estará disponible durante unos días en este enlace.

ACTUALIZACIÓN (13/3/18). Hace unos días se publicaba este artículo en Voz Populi en el que apuntaban a los Expertos en Big Data como los profesionales más demandados en la actualidad. El artículo es muy completo y aporta un montón de datos al respecto.

6 razones por las que alquilar tu casa en Airbnb no es una buena idea

Etiquetas

, , , , ,

Ultimamente he charlado con varios amigos que se estaban planteando alquilar sus casas por Airbnb y me he dado cuenta que no estaban teniendo en cuenta algunas cuestiones importantes. Así que he decidido compilar en este post las razones por las que considero que alquilar tu casa en Airbnb (o cualquier plataforma similar de turismo vacacional) no es tan buena idea.

Vaya por delante que soy un convencido de la economía colaborativa y que yo mismo he utilizado alquiler vacacional en mis viajes, pero eso no quiere decir que sea la opción adecuada para todos los propietarios.

1.- El modelo de negocio

Lo primero que hay que tener claro es que el modelo de negocio del alquiler de larga estancia (alquiler tradicional) y el vacacional (Airbnb o similar) no tienen nada que ver, porque el vacacional es un negocio de hostelería puro y duro.

Tendrás que ocuparte de la limpieza cada pocos días, de cambiar sábanas y toallas y lo que quizás sea más costoso de todo, la gestión de entradas y salidas que por lo general será en horarios muy diversos. Habrá viajeros que lleguen muy pronto por la mañana o muy tarde por la noche y tendrás que estar siempre disponible para facilitar los accesos. Todo ello te exigirá una gran dedicación. Si te inclinas por subcontratar tanto la limpieza como la gestión de entradas / salidas, tendrás una considerable merma en tus beneficios.

En el caso del alquiler de larga estancia, salvo incidencias, sólo tendrás que ocuparte de la selección de inquilino y la entrega de la vivienda, pero luego estarás uno o varios años sin tener que intervenir.

2.- Todos los gastos están incluidos en el precio

Como he dicho antes, el alquiler vacacional es un modelo de hostelería, por tanto el precio debe incluir todos los gastos de la estancia como la electricidad, la calefacción, el agua caliente, etc. Los inquilinos esperarán además que haya servicios como internet, menaje y hasta una Nexpresso.

En el alquiler de largo plazo, lo habitual es que el propietario pague solamente el coste de la comunidad de vecinos pero todos los gastos de consumo (agua, gas, electricidad, etc) serán por cuenta del inquilino. Por tanto, al beneficio del vacacional hay que restarle los gastos de todos los consumos.

3.- La razón fiscal

Ojo con el dinero que te paga Airbnb. No todo es beneficio, porque como es lógico, tendrás que pagar impuestos por el beneficio obtenido. Mucha gente piensa que esos pequeños ingresos pasarán desapercibidos para Hacienda pero no es así. La Agencia Tributaria ha intensificado el control sobre todas las plataformas de economía colaborativa, así que no te plantees que pueda ser un negocio en “B”. Te pillará Montoro.

Por otra parte, el 60% de los ingresos por alquiler de viviendas de largo plazo entre particulares está exento de pagar impuestos.

4.- Las regulaciones que vienen

Todas las comunidades autónomas tienen legislaciones más o menos avanzadas para regular la economía colaborativa y en especial el alquiler vacacional. El lobby hotelero es muy fuerte en un país como España en el que el turismo es una gran fuente de riqueza, y no van a parar de presionar para conseguir que se legisle a su favor. Hay algunas comunidades y ayuntamientos que ya están poniendo importantes limitaciones al alquiler vacacional y otras que están en ello.

Tenlo en cuenta por si en la comunidad autónoma donde se encuentra tu vivienda va a haber cambios legislativos que te limiten la actividad o incluso que puedan prohibírtela, por lo que directamente sería un alquiler ilegal.

5.- El desgaste de la vivienda

No es lo mismo que una persona ocupe tu vivienda durante un año que durante un fin de semana. Es algo inconsciente pero es así: la sensación de estabilidad de un inquilino de largo plazo hace que se preocupe más por el cuidado y mantenimiento de la vivienda que una persona que sólo va a estar allí un par de noches.

Un ejemplo cercano: el maltrato que sufre un coche alquilado por días no es el mismo que el que sufre un coche en renting por 3 años.

6.- Tus vecinos te odiarán

Es normal que a los vecinos de tu edificio no les guste ver gente nueva cada dos o tres días, con maletas entrando y saliendo y por lo general, con horarios y costumbres muy distintas. Por no hablar de las posibles fiestas, cenas a altas horas, risas, etc.

Si quieres mantener buena relación con tus vecinos, olvida la opción de Airbnb. Sólo es una cuestión de tiempo que te pongan malas caras o incluso que prohiban el alquiler vacacional por un cambio en los estatutos de la comunidad de vecinos.

Como en todo, hay excepciones.

Creo que puede ser una buena opción para una persona que no tiene otro empleo y tiene alguna propiedad que puede explotar en modo vacacional. A falta de otra vía de ingresos, esta puede ser muy interesante.

También me parece muy buena opción para los que tienen muchas propiedades (al menos 8 o 10), ya que por economía de escala les merecerá la pena contratar a alguna persona que se encargue de la limpieza y la gestión y seguirán teniendo un buen ratio de beneficio.

Si tu caso no es ninguno de estos dos, quizás el alquiler de largo plazo es el más adecuado para ti.

Entrevista en “Mundo Emprende” de EsRadio

Etiquetas

, , ,

El pasado domingo estuve en EsRadio, concretamente en el programa Mundo Emprende presentado por Borja Pascual, en una entrevista informal en la que repasamos el contenido de mi último libro “Intraemprendedores”.

El podcast con el programa completo, dedicado a la Economía Colaborativa, está disponible aquí. Mi entrevista, a partir del minuto 23.

Gracias a Borja y todo el equipo por invitarme! :-)

 

Feliz 2018

Etiquetas

, , ,

Aprovecho el último día del año para compartir con todos vosotros la felicitación que hemos enviado desde mi empresa, El Equipo E, a todos nuestros clientes, proveedores y amigos. Siguiendo la línea iniciada el año pasado (ver 2016201520142013 y 2012) hemos optado por imprimirle un cierto carácter artesanal y analógico al diseño, porque creemos firmemente que hay vida más allá de lo digital. Así que ¡espero que os guste!

El 2017 que cerramos hoy, ha sido un año fantástico y si me lo permitís, voy a hacer un breve resumen a modo de recordatorio personal de lo que ha dado de sí este año. Para El Equipo E, el año ha venido lleno de proyectos interesantes y ha acabado con un rally de cierre un tanto estresante pero que seguirá teniéndonos muy ocupados en el arranque de 2018.

2017 también ha sido el año de promoción de “Intraemprendedores”, mi segundo libro. He podido presentarlo en las dos citas literarias más importantes del año, la Feria del Libro de Madrid y Sant Jordi en Barcelona y hablar de sus contenidos en eventos como el Sage Summit o el Salón Mi Empresa (desgraciadamente, parece que fue su última edición) y en varios eventos privados para empresas. Espero seguir subiendo a un montón de escenarios durante el año que empieza mañana.

Este año también ha sido intenso en la radio. Mi colaboración mensual con el programa #Afterwork de Capital Radio ha tratado múltiples temas relacionados con tecnología y negocio y que he tratado de resumir en este blog. Pero sin duda, la gran noticia del año fue la Antena de Oro otorgada a Eduardo Castillo, el director de #Afterwork. Ha sido un lujo compartir con él muchas horas de radio y aprender a su lado los trucos del oficio.

Por todo lo vivido, me da un poco de pena que se acabe 2017 pero estoy seguro que 2018 será igualmente apasionante. Sólo me queda desearos, queridos lectores, un enoooorme 2018. Espero que lo viváis con pasión y alegría y que no os dejéis contaminar por el pesimismo que inunda las noticias.

¡Vamos a por el 2018!

 

Fin de año en Capital Radio

Etiquetas

,

El pasado jueves volví al programa #Afterwork de Capital Radio en mi habitual colaboración mensual. Este mes de Diciembre interrumpimos el ciclo de profesiones con paro negativo del que llevamos hablando varios meses debido a los cambios en la programación por el especial sobre las elecciones catalanas.

El programa del pasado jueves fue más bien un debate a tres bandas con los compañeros Julián de Cabo y Victor Magariño repasando algunas de las noticias del ámbito tecnológico acontecidas en la última semana, como las maniobras de Trump para cargarse el principio de neutralidad de la red, la sentencia Europea que obliga a Uber a operar como una compañía de transporte, la volatilidad del Bitcoin o la ciberseguridad. El programa completo estará disponible durante unos días aquí.

Despido así el año radiofónico que retomaremos en Enero hablando de otro tema muy interesante: big data. El año que viene, ¡más!