Los mineros de bitcoins. Colaboración de febrero en Capital Radio.

Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Bitcoin, criptomonedas, Ethereum, blockchain, minería de datos… hace meses que las noticias nos están bombardeando con estos y otros muchos términos que en la mayoría de casos, cuesta entender.

Así que en mi colaboración del pasado miércoles en el programa Afterwork de Capital Radio quisimos aclarar algunos de estos conceptos, especialmente, qué es eso de los “mineros” de bitcoin que hemos leído en noticias como éstas: “Islandia dedica más electricidad a la minería de bitcoins que a los hogares”, “La minería de Bitcoins consume más energía que todo Argentina en un año“ o “Por qué el nuevo boom de las criptomonedas está haciendo desaparecer algunos portátiles”.

¿Qué es un bitcoin?

Ante todo, Bitcoin es una moneda. Podemos hacer pagos con ella y tiene reconocido su valor a nivel global. En definitiva, para que una moneda sea considerada como tal, tiene que haber un consenso entre las partes para que reconozcan su valor.

Bitcoin es una criptomoneda o una moneda completamente digital, sustentada por una red descentralizada impulsada por sus propios usuarios, sin una autoridad central (Banco Central) o intermediarios como los gobiernos.

¿Quién creo Bitcoin?

Las primeras especificaciones que constan sobre el protocolo Bitcoin son del año 2009 y están firmadas por Satoshi Nakamoto. La realidad es que no se sabe quién está detrás de este seudónimo. Ha habido varios candidatos del ámbito de la criptografía académica e incluso grupos de programadores, aunque su identidad real sigue siendo un misterio a día de hoy. El control de la red Bitcoin es realizado por la propia red, de tal manera que poco importa ya quién creo el sistema.

¿Bitcoin es la única criptomoneda?

No, se estima que existen más de 7000 criptomonedas. Todas siguen el modelo de Bitcoin aunque tienen sus peculiaridades.

Quizás la alternativa a Bitcoin más conocida sea la red Ethereum pero hay otras muchas como Litecoin, Monero, Cardano, Peercoin, Solarcoin, Mercoin, Polkadot, etc. No todas cotizan a valoraciones estratosféricas como Bitcoin (sobre 50.000$ cuando escribo este artículo). También existen criptomonedas con valoraciones de unos pocos céntimos.

¿Qué es blockchain?

Por resumirlo muy rápidamente, blockchain es la tecnología que sustenta la red de una criptomoneda, pero que también puede servir para otras muchas aplicaciones. Siempre que haya una red de usuarios con una figura de autoridad central, Blockchain puede tener sentido eliminando intermediarios, ya que el sistema proporciona por sí mismo la capa de seguridad y de confianza necesarias.

Para comprenderlo un poco mejor, podemos entender una red blockchain como un gran libro de cuentas digital, donde se va apuntando cualquier transacción relativa al sistema. Cada miembro de la red tiene una copia de ese libro, por lo que no necesitamos que haya una entidad que lo custodie. Cada vez que haya una transacción, el apunte se replica en los libros de todos los miembros. Si un miembro pierde el libro, cualquier otro miembro, le puede dar una copia. Son los propios miembros los que mantienen el libro. En este post de marzo de 2018, explicaba más en detalle como funciona la tecnología blockchain.

Son muchos los ejemplos de uso de esta tecnología, más allá de las criptomonedas: registros de la propiedad, historiales médicos en hospitales, los registros de vehículos, propiedad intelectual, nacimientos y defunciones, antecedentes penales, etc.

¿Qué es la minería de bitcoin?

El nombre de los mineros de bitcoin surge por su paralelismo con la minería del oro. En lugar de pico, pala y dinamita, los mineros de criptomonedas aportan capacidad computacional como la herramienta necesaria para mantener la red y más concretamente para realizar tres importantes funciones: procesar las operaciones de la red, garantizar la seguridad y conseguir la sincronización de todo el sistema. A cambio, cobran en bitcoins.

Los primeros mineros de bitcoin tenían un trabajo más sencillo: la red era más pequeña de mantener (había muchísimas menos transacciones) y tenían menos competencia. Además, la capacidad computacional que se necesitaba para minar bitcoins era mucho menor. A medida que el sistema creció, los mineros tuvieron que recurrir a máquinas mucho más potentes para obtener rentabilidad por su labor.

En la actualidad podemos hablar de dos tipos de mineros:

  • Los mineros que disponen de máquinas especializadas. Se pueden comprar máquinas de minado en Amazon o en Wallapop a partir de 200€ o tarjetas gráficas a las que modificando su configuración, se convierten en máquinas de minería.
  • Los mineros no especializados que prestan la capacidad computacional de sus ordenadores domésticos cuando no los usan. Forman parte de una red de usuarios no profesional y reparten el beneficio generado entre todos los participantes. Cualquier de nosotros puede convertirse en minero instalando un software de minado en nuestro ordenador.

El consumo eléctrico de la minería

El gran problema de la minería es el gasto energético que supone tener estas máquinas funcionando 24h. Pensemos que cada máquina de minado puede consumir como un radiador eléctrico conectado durante todo el día y los mineros tiene docenas o incluso centenares de máquinas trabajando de forma simultánea. Por eso, las granjas de minado buscan ubicaciones geográficas donde hace mucho frío para instalar sus máquinas, ya que así requieren menos refrigeración. También eligen países con electricidad barata o donde pueden tener su propio soporte de energías renovables.

¿Existe una limitación en la creación de bitcoins?

Nakamoto estableció en la definición de la red Bitcoin que el sistema se limitaría a 21 millones de bitcoins. De esta forma, el sistema tiene más que ver con el patrón oro (su volumen total también es limitado) que con el dinero fiduciario (dólar, euro, etc), dependiente de las decisiones de imprimir moneda de las autoridades centrales.

¿Cuándo se minarán todos los bitcoins?

Hasta el momento actual, ya se han minado unos 18,9 millones. Se minan unos 1800 Bitcoins al día. La estimación original de Nakamoto es que se acabará con el minado en el año 2140. En el periodo 2009 a 2020 se minó el 85%. Se estima minar otro 9% para 2024 y el resto se minará a lo largo del siguiente siglo.

El proceso de minado del último tramo de bitcoins será mucho más lento al haber más competencia y decaer la rentabilidad para los mineros, así que aunque nos parezca un plazo muy largo, la estimación de Nakamoto estará cerca de la realidad.

¿Y cuánto se minen todos los bitcoins, qué ocurrirá?

El trabajo de los mineros ya no será recompensado con bitcoins al haber alcanzado el límite, lo cual hará que muchas de las actuales granjas de minado ya no sean rentables. Si no hay otras criptomonedas que minar, dejarán la actividad ya que los ingresos solo llegarán en forma de comisiones por el mantenimiento de la red que abonarán los propios usuarios. Sin duda, es un escenario mucho menos atractivo económicamente y solo será realizado por unos pocos mineros que hayan optimizado al máximo la rentabilidad de su forma de trabajo.

 

Como siempre, el programa estará disponible durante unos días aquí. Mi intervención a partir del minuto 9.

Tendencias tecnológicas para 2021. Colaboración de enero en Capital Radio.

Etiquetas

, , ,

Todos los años por estas fechas se publican diferentes informes sobre tendencias tecnológicas por parte de expertos, agencias de diseño y organismos como Gartner. Así que en mi primera intervención del año en el programa Afterwork de Capital Radio, decidí hacer un repaso de las más significativas de la mano de Eduardo Castillo.

Las comento brevemente a continuación.

1.- Privacidad mejorada

La exigencia creciente de entornos de confianza por parte de los usuarios empuja a las empresas de servicios y plataformas a mejorar su experiencia en privacidad. Repasamos algunos ejemplos como el de Facebook, un desgraciado ejemplo de fugas de datos y malas praxis en la difusión de fake news, o el de Apple, que usa la privacidad como elemento diferencial en la oferta de sus iphones, convertidos en búnkeres inexpugnables.

2.- Cyberseguridad

No puedo decir que la inversión en cyberseguridad sea una novedad en 2021 porque lleva siendo tendencia desde hace 10 años. No solo es necesaria para cumplir con las exigencias de privacidad, sino también para evitar otras amenazas desgraciadamente habituales como robos de identidad, ataques de ramsonware, etc

3.- Teletrabajo

El teletrabajo se convirtió en tendencia sorpresa en 2020 por efecto del coronavirus y seguirá siéndolo en 2021. Los usuarios no solo hemos aprendido a usar distintas plataformas de videoconferencia, aplicaciones VPN, herramientas remotas, etc, sino que nos hemos habituado a sus protocolos de uso. El teletrabajo trae además nuevas formas de trabajar, en las que rompemos las limitaciones de las fronteras geográficas. Ya no es necesario que asistamos físicamente a nuestro puesto de trabajo, ni siquiera que vivamos en la misma ciudad. Esta es el principio en el que se basan algunos movimientos como los agrogeeks y tecnorurales o los nómadas digitales.

4.- Vehículo eléctrico

El 2021 será el año de la consolidación del vehículo eléctrico puro (cero emisiones), continuando con la tendencia de los últimos años. También será el año de la investigación aeroespacial para introducir la transmisión eléctrica en la aviación, uno de los grandes contaminantes en el ámbito del transporte. Rolls-Royce ya está trabajando en una aeronave eléctrica denominada “Spirit of Innovation”.

5.- Regulación más exigente de las grandes tecnológicas

Hay una gran preocupación en muchos gobiernos porque una empresa como Google lidere las búsquedas en Internet a nivel global sin apenas competencia o porque Amazon se convierta en los grandes almacenes globales eliminando el negocio local. Además, las grandes tecnológicas suelen utilizar la llamada “ingeniería fiscal creativa”, que es muy mal vista por las sociedades europeas. Por eso los Gobiernos continuarán intensificando sus batallas legales para poner coto a monopolios y fuga de impuestos. Son múltiples los ejemplos que hemos visto ya: la “tasa google” a las tecnológicas de la UE, la prohibición de Tik Tok y WeChat por parte de la administración Trump, las restricciones a Twitter en China, etc. Seguiremos viendo muchas más en 2021.

6.- Experiencia total

Repasando la historia reciente del diseño de productos digitales, nos encontramos con conceptos como la “experiencia de usuario” (que las aplicaciones sean útiles y amigables por parte de sus usuarios), “experiencia de cliente” (que los procesos de compra se conviertan en experiencias de alta satisfacción) e incluso “experiencia de empleado” (porque los empleados son una parte muy activa en muchos de los procesos digitales de la compañía). Por eso, en 2021 hablaremos de “experiencia total”: mejorar las experiencias digitales de todas las aplicaciones y de todas las partes implicadas (usuarios, clientes y/o empleados) para mejorar los resultados empresariales.

7.- Expansión 5G

En 2019 y 2020, tanto las operadoras de telefonía como los fabricantes de móviles empezaron a cubrir esta tecnología con sus ofertas de servicios y dispositivos, pero 2021 será el año de la expansión comercial. El 5G se ha asociado con multitud de conspiraciones que vinculan el COVID, las vacunas y un malvado Bill Gates que quiere apoderarse del mundo controlando la población. La realidad es más aburrida: El 5G no es más que la quinta generación de las tecnologías de transmisión inalámbrica. Por simplificar, no es más que un 4G mejorado, unas 20 veces más rápido que el 4G. Al igual que cuando pasamos de 3G a 4G pudimos ver vídeo en nuestro móvil o hacer videollamadas con normalidad, con 5G se amplia la capacidad de transmisión de nuestros terminales. Por eso podremos ver vídeos en 4K o jugar a juegos de alta exigencia gráfica. Además prepara el camino para las tecnologías que vienen como el coche autónomo (que precisa de una cantidad ingente de datos), la realidad aumentada, el vídeo UHD, etc

8.- Internet del Comportamiento (IoB)

Las siglas IoB (Internet of Behaviour) hacen referencia al uso de los datos biométricos como sensores de pulseras de actividad, datos sobre estilos de conducción de vehículos, rutinas de actividad diaria, etc, para ofrecer servicios personalizados y a medida. Un ejemplo de servicio IoB sería una bonificación de un seguro de salud para aquellas personas con una actividad física frecuente en sus wearables o descuentos en el seguro del automóvil para los conductores con un estilo de conducción comedido reportado por los sensores de su coche eléctrico. Aunque Gartner sitúa en 2025 la popularización de este tipo de servicios basados en IoB, el 2021 será el año del despegue de la oferta comercial.

 

Como es habitual, el programa completo está disponible aquí. Mi intervención a partir del minuto 8.

Feliz 2021

Etiquetas

, , , ,

Ya es tradición en este blog que mi último post del año sea para publicar el christmas que enviamos desde mi agencia, El Equipo E, a clientes y amigos. El histórico de todos los años anteriores, desde el año pasado hasta el muy lejano 2012 está aquí: 2019, 201820172016201520142013 y 2012.

Y para acabar, no voy a opinar sobre el año 2020, porque ya se ha dicho todo. Creo que las ganas de pasar página y el deseo de vivir un nuevo año “normal” son generalizadas, así que me uno a los vítores por ese 2021. ¡Feliz año nuevo!

Centenials, Millenials, Generación X y Babyboomers. Colaboración de diciembre en Capital Radio.

Etiquetas

, , , , , , , ,

En mi última colaboración del año en el Afterwork de Eduardo Castillo en Capital Radio repasamos las características generacionales y sus repercusiones en las empresas de las últimas generaciones: Centenials (los nacidos sobre al año 2000), Millenials, (nacidos sobre 1990), la Generación X (nacidos sobre 1980) y los Baby boomers (nacidos antes de 1970).

Centenials o Generación «Z»

Llamamos Centenials a los nacidos entre 1996 y 2010. Son los más jóvenes, pero los primeros centenials ya tienen veintitantos años y se están incorporando al mercado laboral.

Es una generación puramente digital. Nacieron y crecieron con un móvil conectado a Internet en la mano. Como consecuencia, proyectan una identidad digital muy activa, con un sentido de la privacidad más relajado y se comunican mejor con imágenes que con palabras. Son emprendedores y autodidactas, plenamente conscientes del tremendo acceso a la información del que disponen.

Su vida transcurre en tiempo real, el aquí y el ahora. Consumen contenido en streaming y son grandes usuarios del ecommerce, los videojuegos y eSports, mensajería y comida a domicilio.

Por otra parte, no están nada interesados en los medios tradicionales. Menos del 25% ve la TV. Tienen una gran resistencia a la publicidad tradicional y se informan de las noticias vía redes sociales. Son más sensibles a lo que dice un youtuber o un influencer que lo que aparece en un periódico.

Y un último dato curioso: de los centenials mayores de 18 años, más del 50% no tiene carnet de conducir y manifiesta que no piensa obtenerlo. El gran sueño dorado de las generaciones anteriores se diluye entre los centenials.

Millenials o Generación «Y»

Bajo la denominación de Millenials se incluyen todos los nacidos entre 1983 y 1995. Son la primera generación que creció con la digitalización.

Han sido calificados de ni-nis, de generación aburguesada y poco emprendedora, aunque la realidad es que no lo han tenido nada fácil. Su acceso al mercado laboral se vio frustrado por la gran crisis económica del 2008, a pesar de ser la generación mejor preparada que hemos tenido en España.

También son la generación que impulsaron nuevos valores como el deporte, el estilo de vida saludable, la ecología y el voluntariado, que nunca antes habían estado entre las prioridades de las generaciones anteriores.

A nivel profesional, los Millenials valoran los ambientes creativos, el tiempo para proyectos personales y el balance entre vida profesional y personal.

Generación «X»

La Generación X comprende a los nacidos entre 1970 y 1982. Somos (y hablo en primera persona del plural) la generación que conoció la expansión masiva de la informática personal y del inglés como segunda lengua, aunque la digitalización ya nos pilló en nuestra etapa profesional.

La Generación X desciende de familias más conservadoras, por lo que mantenemos un sentido de la privacidad más restrictivo y publicamos menos contenido en redes sociales. Quizás por eso no somos tan dependientes de lo digital y equilibramos nuestra vida entre el uso de medios clásicos (TV, periódicos, revistas) con los nuevos medios, las plataformas y el ecommerce.

Vivimos el primer esplendor del consumismo, a pesar de que todavía quedaban muchos años para que surgiera el concepto de low-cost.

Baby Boomers

Los baby boomers son los nacidos antes de 1970, hasta aproximadamente 1950. Es la generación más numerosa en España (unos 12 millones) y fueron responsables de la transición en España e impulsores del cambio social.

Vivieron un gran cambio generacional entre sus padres marcados por la post-guerra y sus hijos (de la Generación X) abiertos a la globalización y el consumismo.

Son una generación de trabajadores incansables, de grandes profesionales, muy fieles a una empresa, con carreras lineales de varias décadas. Valoran la estabilidad, la seguridad y las jerarquías.

De manera natural, su medio de comunicación favorito es la televisión y son resistentes a las tecnologías y la digitalización. Aunque han adoptado el uso de redes sociales como Facebook de una forma sorprendentemente activa.

El programa completo está disponible aquí. Mi intervención a partir del minuto 10.

Hablando sobre emprender en La Noche de COPE

Etiquetas

, , ,

El pasado lunes intervine en La Noche, el programa que dirige Beatriz Pérez Otín en COPE. En el programa se habían presentado varios casos de emprendedores que no habían tenido la respuesta esperada por parte del mercado, a pesar de que sus productos eran muy innovadores: bombillas que duran toda la vida o ataúdes de cartón entre otros.

El caso de la gran durabilidad de la bombilla es evidente. A los grandes fabricantes no les gusta un producto que no se rompe. Más allá de las estrategias de obsolescencia programada, la realidad es que muchos negocios dependen de una cierta recurrencia para que le salgan los números y la bombilla para toda la vida elimina el factor recurrencia.

Los ataúdes de cartón, por su parte, son un ejemplo de la habitual confusión sobre quién es realmente tu cliente. Según contaba el emprendedor, el público demanda este tipo de producto pero las familias no son su cliente. Su cliente son las empresarias funerarias, que no quieren el producto porque es muy barato y no les deja suficiente margen.

Tanto la recurrencia como la correcta identificación del cliente-objetivo son dos aspectos muy importantes a tener en cuenta cuando se define un sistema de ventas.

La entrevista completa está disponible aquí. Mi intervención, a partir del minuto 21.

Hablando de soluciones ante la obsolescencia programada en la Jornada Nacional de Economía Circular

Etiquetas

, , , , , ,

En el día de ayer participé en la Jornada Nacional “Los consumidores y la economía circular”, organizada por ADICAE, con un panel con consejos para luchar contra la obsolescencia programada. Mi intervención formaba parte de la mesa de debate titulada “cómo hacer accesible las ventajas de la economía circular a todos los consumidores” en la que también participaron otros profesionales del sector.

Puesto que las intervenciones eran muy cortas, traté de condensar mi participación en unas pocas ideas:

1.- La obsolescencia no solo es esa pieza que se rompe.

Más allá de lo que conocemos como obsolescencia técnica, la famosa piececita de plástico que siempre se rompe y convierte un producto en inservible, los consumidores también estamos afectados por la obsolescencia psicológica: cuando nosotros mismos convertimos un producto en teóricamente inservible por criterios emocionales como que “no está de moda”, “ha salido una nueva versión” o “no es suficientemente moderno”. En estas ocasiones, nos convertimos en nuestra propia piececita de plástico.

2.- Ayudar a tomar conciencia a nuestro entorno

Es probable que la mayoría de los asistentes fuesen personas que tienen plena conciencia de los problemas que supone para la sociedad la obsolescencia programada. Pero ¿qué pasa con las personas de nuestro entorno? Tenemos que ayudarles a tomar conciencia, especialmente a los niños, que están sometidos a una ingente cantidad de impactos de marketing. Tenemos que esforzarnos en buscar las palabras sencillas para que puedan entender que sus elecciones en el ámbito del consumo tienen consecuencias.

3.- Optar por la reparación como primera alternativa

Es tentador que ante la avería de un pequeño electrodoméstico, acudamos a un gran centro comercial y compremos uno nuevo, desechando el anterior. Los nuevos aparatos suelen tener precios muy ajustados que todos nos podemos permitir. Pero un producto nuevo no solo implica el coste de adquisición. Por ejemplo, ¿hemos pensado en los costes de los residuos generados o en el coste de producir la materia prima con la que se fabricó?

4.- Lancémonos a reparar

Además de millones de vídeos insustanciales, Youtube es un grandísimo repositorio de vídeos explicativos sobre el funcionamiento y reparación de todo tipo de productos. Prueba a buscar si alguien ya ha tenido la misma avería que tú en la otra punta del mundo y lánzate a experimentar con la reparación. No pierdes nada.

5.- Optimizar nuestra decisión de compra

Más allá de los aspectos cuantitativos y emocionales de un proceso de compra, estaría bien que también tuviéramos en cuenta algunas cuestiones relacionadas con la obsolescencia programada. ¿El fabricante suministra repuestos? ¿Contamos con una base de servicios técnicos razonable? ¿El producto dispone de una documentación adecuada para facilitar su reparación? ¿Facilita el intercambio de piezas gracias a un diseño basado en estándares?

Las conclusiones de la Jornada serán publicadas en diversos documentos próximamente. Iré actualizando este post según me vayan llegando.

Muchas gracias a los asistentes por la acogida y a todo el equipo organizador por permitirme participar.

ACTUALIZACIÓN (8/12/20): Ya está disponible el vídeo con la grabación de la sesión. Mi participación a partir del minuto 124.

ACTUALIZACIÓN (22/12/20): Video resumen de la jornada en 4 minutos.

¿Cómo ahorrar en Navidad? Colaboración en Telemadrid.

Etiquetas

, , , , ,

En mi última visita al programa “Está Pasando” de Telemadrid, charlamos sobre las subidas de precios que habitualmente registran los productos de alimentación entre estas fechas (principios de noviembre) y las vísperas de navidad.

El gasto medio por familia en la navidad de 2019 fue de 554€ (según estimación del informe anual de Deloitte) y lo dedicamos principalmente a regalos, comida, viajes y ocio. Para esta navidad será muy difícil hacer previsiones, ya que todos los históricos de los que disponemos son anteriores al COVID. Es una realidad que muchos hogares han sufrido una importante merma de ingresos y repercutirá en la capacidad de gasto.

Por tanto, es interesante saber qué productos de alimentación son los que más suben para adelantar, en la medida de lo posible, nuestras compras navideñas. Históricamente, los mariscos suben entre un 25 y 30% (las almejas un 30% y los percebes un 25%), el pescado sobre un 15% (besugo, 17% y merluza, 15%) y las carnes suben alrededor del 5% (ternera, 5% y cordero 4%).

Curiosamente, algunos artículos con buena demanda en navidad no suben, como el jamón ibérico o los langostinos. La explicación es que son productos que pueden ser elaborados con mucha antelación y mantenidos hasta las fechas de máxima demanda.

Terminé la intervención con algunos consejos concretos para que no se nos vaya la mano en el Black Friday, que se pueden resumir en algo muy simple: evitar la compra compulsiva.

En este artículo de la web de Telemadrid se recoge mi intervención completa.

Influencers virtuales. Colaboración de noviembre en Capital Radio.

Etiquetas

, , , , , , , ,

El pasado miércoles volví al programa Afterwork de Eduardo Castillo en Capital Radio para charlar sobre influencers virtuales. Ya habíamos hablado sobre marketing de influencia el año pasado, pero no habíamos mencionado esta nueva tendencia en la que nos centramos en esta ocasión.

¿Qué es un “influencer virtual”?

Un influencer virtual es un personaje de ficción diseñado mediante tecnología 3D, realidad virtual e inteligencia artificial, con un gran realismo, que genera contenido en redes sociales. Al igual que un influencer “clásico”, tiene la habilidad y la credibilidad para influir en una determinada temática orientada a un segmento de público.

Este tipo de cuentas en redes sociales también cuentan con millones de suscriptores o followers y publican de forma habitual.

Detrás de cada influencer virtual, suele haber una agencia de marketing que gestiona su estrategia y su posicionamiento, así como un pequeño ejército de artistas digitales, diseñadores y programadores para convertirlos en realidad.

Algunas peculiaridades de los influencers virtuales

  • Aunque habitualmente suelen tener un sorprendente realismo, también existen algunos personajes con aspecto no humano.
  • Utilizan principalmente las redes sociales de moda: Instagram, Youtube y Tiktok. También Twitter y plataformas musicales como Spotify o Apple Music.
  • Se presentan en escenarios reales (en la calle, en eventos, en lugares públicos) y acompañados de personas reales.
  • Su caché aumenta cuando posan con celebrities: deportistas, cantantes, actores, etc
  • Muestran una clara personalidad: combinan contenido más banal (selfies y poses con amigos) con actividades culturales como la asistencia a eventos, visitas a museos, etc.
  • Se mojan con campañas solidarias como Black Lives Matter o MeToo. Todo ello forma parte de la estrategia de posicionamiento del personaje para encajar mejor en el público objetivo.
  • Suelen iniciarse en Instagram o TikTok y extenderse a otros ámbitos. El más habitual es la música pop. Publican canciones en Spotify y vídeos musicales en Youtube. Los estrategas saben que sus públicos objetivos son muy cercanos al mundo de la música o al de los videojuegos.
  • En definitiva, cada personaje desarrolla su propia historia personal, también en función de cómo reaccionan los followers, siempre atentos a la actualidad.

Algunos ejemplos de influencers virtuales:

  • Miquela, @lilmiquela, 2,8mill followers en Instagram. Millones de visualizaciones en Youtube. Anuncia Diesel, Adidas o Prada. La empresa desarrolladora (Brud) está valorada en 125 millones de $. Miquela tiene fotos con Rosalía o las Kardashian. Se estima que cada publicación patrocinada de Miquela cuesta unos 7200€. Los ingresos anuales por publicidad se estiman en unos 10 millones de €.
  • Noonoouri,@noonoouri, 365.000 followers en Instagram. Apariencia no humana con influencia del anime japonés. Se presenta como “personaje digital, activista, vegana”. Se estiman 2,5 millones de € en ingresos publicitarios anuales.
  • Shudu, @Shudu.gram, 209.000 followers en Instagram Se presenta como “La primera supermodelo digital”.
  • Imma, @Imma.gram, 302.000 followers en Instagram. “Interesada en cultura japonesa, películas y arte”.
  • Bermuda, @bermudaisbae, 284.000 followers en Instagram. También es un personaje de Brud. Se presenta como “Robot queen”.

Ventajas y riesgos del influencer virtual

No hay duda de que al estar gestionados por una agencia y un buen equipo profesional, los anunciantes saben que no tendrán que lidiar con los problemas habituales de los influencers de carne y hueso: comentarios fuera de lugar, meteduras de pata, escándalos de todo tipo. Las agencias suelen gestionar muy bien sus personajes, por lo que aseguramos que haciendo marketing de influencia con ellos no habrá asociaciones inapropiadas de nuestra marca

Además, la tecnología actual ha permitido que el desarrollo de este tipo de contenidos basados en avatares sea relativamente fácil. La agencia que tenga alta demanda de contenido, podrá generar materiales audiovisuales rápidamente.

Por otra parte, como anunciantes debemos ser conscientes de que los derechos de propiedad intelectual pertenecen a las agencias creativas. También tenemos que dejar claro a los usuarios que el contenido generado es mediante un personaje virtual y no real, de igual manera que indicamos que se trata de contenido patrocinado.

El programa completo está disponible aquí. Mi participación a partir del minuto 25.

Taller de consumo sostenible

Etiquetas

, , ,

Esta tarde a las 18:30h, participo en el taller “Los consumidores reutilizamos. Hacia un consumo saludable y sostenible”. Es un formato novedoso, ya que se va a impartir un taller en directo de cocina de aprovechamiento impartido por Consuelo Rico, mientras charlamos sobre temas como la sostenibilidad, la durabilidad y la obsolescencia programada.

El evento será online vía Zoom y está organizado por ADICAE con el apoyo del Ministerio de Consumo. Si estás interesado, puedes inscribir gratuitamente aquí. ¡Nos vemos!

ACTUALIZACIÓN (16-11-2020): Adicae ha publicado éste vídeo con el resumen de la sesión.

Hablando de intraemprendimiento en Onda Madrid

Etiquetas

, , , , , , ,

Ayer jueves entré en directo en el programa Madrid Trabaja de Javier Peña en Onda Madrid para explicar los principales conceptos alrededor del intraemprendimiento. Fue una charla breve compartida con José Luis Braulio, estratega digital en Prensa Ibérica y un ejemplo real de intraemprendedor con el proyecto “Digitaliza”.

En Onda Madrid han escrito este artículo al respecto y se puede escuchar la charla completa.

¡Gracias por invitarme!