“Intraemprendedores”, mi nuevo libro, ¡ya está aquí!

Etiquetas

, , ,

foto-con-libro

Por fin puedo contaros en detalle todas las novedades de mi nuevo libro. Mi editorial me acaba de adelantar algunas copias y el próximo 3 de octubre saldrá a la venta en las principales librerías físicas y online.

Como veis en la foto, se titula “Intraemprendedores. Reinventa tu empresa con espíritu start-up”, y podéis intuir el contenido: este nuevo libro versa sobre cómo trasladar el espíritu emprendedor a las grandes empresas.

El origen de este libro viene de muy atrás. Como sabéis muchos de vosotros, trabajé en varias multinacionales durante 10 años y desde 2008 trabajo por mi cuenta, así que creo que conozco bien ambos mundos. La fusión de ambos daría lugar al intraemprendimiento.

Es un libro con una doble vertiente. Por una parte, “Intraemprendedores” está dedicado a todos esos profesionales que trabajan por cuenta ajena y que llevan en su interior la chispa del espíritu emprendedor. Pero los riesgos y la difícil situación del mercado, les hacen extremar la prudencia y aplazar sus sueños emprendedores indefinidamente. Así que cada lunes vuelven a su trabajo.

Por otra parte, “Intraemprendedores” también está dedicado a muchos empresarios y directivos que son conscientes de que lideran un negocio necesitado de reinvención, porque ya no vale seguir haciendo lo de siempre para ganar a la competencia y sobrevivir en el medio plazo. En el cruce de estos intereses surge el intraemprendimiento.

Tanto si eres un empleado por cuenta ajena que en algún momento ha pensado “¿por qué no puedo hacer las cosas a mi manera?” como si eres un directivo con ganas de renovar tu área de responsabilidad, “Intraemprendedores” ES TU LIBRO, al que he dedicado un año y medio de escritura y mucho, mucho cariño.

También quiero adelantar que tengo dos colaboradores de lujo. Me siento profundamente honrado y agradecido por su ayuda. Se trata de dos profesionales por los que siento gran admiración.

Por una parte, ANTONIO LOBATO, quizás el periodista deportivo más conocido en España, responsable del boom de la Fórmula 1 en nuestro país (con el permiso de Fernando Alonso), que ha compartido sus reflexiones sobre los valores de los emprendedores en la introducción del libro.

Además, LEOPOLDO ABADÍA, profesor y escritor, la personalidad más sensata que nos explicó la crisis en el 2008 y con el que he ido coincidiendo en diversas Ferias, ha tenido la gentileza de escribir unas palabras sobre el libro: “José Manuel Vega da en el clavo: un libro en el que se da verdadera importancia a la parte interior de las personas en las organizaciones. Porque el espíritu emprendedor también puede ser el que lleve a tus empleados a ser los mejores dentro de la empresa y convertirla en la mejor organización

Con estos compañeros de viaje, ¿cómo no voy a estar exultante?

Inicio así una gran aventura, que es dar a conocer este libro y todo el trabajo y el cariño que lleva detrás. En las próximas semanas, hablaré mucho sobre ello, pero entendedme, no todos los días se está de semejante estreno.

Después de todo lo que he contado, ¿os apetece empezar a leer? Podéis ver las primeras páginas gratuitamente siguiendo este enlace y aunque el libro sale a la venta el 3 de Octubre, ya se puede pedir online a través de la editorial en www.librosdecabecera.com.

Otra fecha importante: el próximo 15 de Noviembre por la tarde haremos una gran presentación en Madrid, a la que vosotros, queridos lectores, estáis sin duda invitados (¡resérvate la fecha!). Iré dando detalles según lo cerremos.

Espero sinceramente que este nuevo proyecto os resulte interesante. Yo estoy como un niño con zapatos nuevos. Así que muchas GRACIAS por compartir este momento tan emocionante conmigo.

Próxima conferencia en “Design and Drinks”

Etiquetas

, , , , ,

design-and-drinks

Este viernes 23 de septiembre a las 18:30h en Bombardino Café (C/ Salitre, 2 en Madrid) tendrá lugar el Design & Drinks, un evento organizado por la Asociación de Ingenieros en Diseño Industrial que como ellos definen, “busca reunir periódicamente a personas dedicadas al diseño o interesadas en él para compartir ideas o experiencias“.

Estaré bien acompañado por dos ponentes más: Alberto Mera e Iñigo Porres. El hilo conductor del evento será el emprendimiento en un ambiente informal, con acceso gratuito y cañas. No se puede pedir más :-)

Tienes toda la info en este evento de Facebook.

 

 

Mi nuevo libro está casi listo

Etiquetas

, , ,

Trabajandoenlapiscina

Hace casi dos meses que llevo desaparecido, más o menos desde que empezó a apretar el calor en Madrid. En este tiempo he hecho un poco de todo, incluyendo playa y montaña, buenas siestas y paseos, pero también he estado dando el apretón final a mi segundo libro, así que ya puedo decir muy alto que en unas semanas estaré de estreno.

No sabéis la ilusión que me hace este nuevo libro. A nivel personal, significa consolidar una actividad que empecé allá por 2011 de manera un tanto casual, cuando comencé a escribir “Todos somos vendedores” por mi cuenta, sin saber muy bien qué iba a pasar con todas aquellas horas invertidas en un proyecto sin objetivo claro. Cuatro años después de la publicación de “Todos somos vendedores”, verá la luz este nuevo libro.

El proceso de escritura ha sido lento: aproximadamente me ha llevado un año y medio. No voy a mentir, ha sido duro dar con el enfoque correcto y sintetizar todo lo aprendido hasta ahora en el mundo editorial. En cierta medida es continuista con “Todos somos vendedores ya que las capacidades para vender seguirán estando muy presentes en el nuevo libro.

También puedo adelantar que repito con la editorial Libros de Cabecera, después de la magnífica experiencia que he tenido hasta la fecha, y que colaboran dos personas de gran relevancia a las que admiro profundamente. Ha sido un honor y un placer contar con ayuda de tanto nivel.

En este momento, el libro está en fase de maquetación y saldrá a la venta en los primeros días de octubre, así que queda muy poco. Ah! y la portada será naranja ;-)

Y hasta aquí puedo leer… de momento. Muy pronto, ¡más!

Vender tu propia orina no es un buen negocio

Etiquetas

, , ,

orina

Hace unos días leía este artículo sobre Wallapuff, un canal paralelo en el que varios fans de Wallapop recopilan los anuncios más extravagantes de la plataforma de compraventa. Me llamó especialmente la atención el de un chaval, deportista y aficionado a la vida sana, que vendía su propia orina para que pudiera ser utilizada en análisis en los que se exigía estar libre de consumo de drogas u otras sustancias ilegales.

De entrada podemos pensar que estamos ante un buen negocio, ya que tanto la materia prima como la plataforma comercializadora (los anuncios de Wallapop) son completamente gratis. Pocos negocios hay en los que puedas decir que tanto el producto como la comercialización son gratuitos. Si piensas por ejemplo, en una zapatería, tendrás un alto coste tanto en la adquisición de los zapatos al mayorista, como en todo lo relacionado con la venta (alquiler de la tienda, sueldos de los dependientes, etc). Es decir, que nuestro amigo deportista eligió un modelo que de entrada parece que tiene unas condiciones óptimas para convertirse en un buen negocio. Se vino arriba y publicó el anuncio. Hasta aquí son todo buenas noticias. Pero hay algunas otras condiciones que nos convierten este modelo en un negocio ruinoso.

orina-en-Wallapop

Por una parte la escalabilidad: ¿cuántas personas hay necesitadas de pasar un análisis y que en los días previos se hayan excedido con sustancias dopantes o estupefacientes? Sinceramente, creo que muy pocas y si recurren a esta artimaña, lo harían a través de personas de confianza en su círculo más íntimo. Así que el mercado potencial es más bien escaso.

Pero aún suponiendo que la demanda pudiera ser alta, el volumen total de negocio será necesariamente bajo por la propia naturaleza del producto: un adulto genera un volumen de orina de 1,4 litros diarios en condiciones normales. Si consideramos que un bote de muestra tiene 200mL y que no hace falta llenarlo entero, nuestro vendedor de orina podría vender diariamente unas 15 o 20 muestras. A cambio de un precio de 1€, obtendría unos 20€ diarios. Si consiguiera llegar a tener una alta demanda (cosa que dudo) y vendiera toda “su producción” durante 1 mes, no le daría más que 600€ brutos. Si además lo quisiera formalizar y tuviera que pagar su cuota de autónomos (ejem…), el beneficio sería realmente escaso. Quizás pudiera proponer servicios extras como llevarte el producto a domicilio o que fuera recién hecho, por lo que podría cobrar extras, pero, no creo que los ingresos totales fueran mucho más allá.

Finalmente, hay que tener en cuenta el factor riesgo, ya que no conviene olvidar que el producto se destinaría al engaño, con las connotaciones legales que ello conlleva.

En definitiva, el autor de este anuncio pudo venirse arriba por la gratuidad de su producto y por la facilidad para su venta, pero sin duda, no pensó ni en la escalabilidad, ni en el potencial de beneficio, ni en el factor riesgo. Si te lo habías planteado, siento decirte que vender tu propia orina no es un buen negocio. Pero es un ejemplo la mar de divertido para contarlo en mis conferencias.

Lo que dices y cómo lo dices, en tiempos del Gran Hermano

Etiquetas

, , , , ,

1984

En un momento que parece salido de una película de Woody Allen, la Policía de Ohio recurría a Facebook para pedir a los clientes de un traficante detenido que dejaran de contactar con él: “Por favor, dejad de llamar al teléfono de Steve Notman. Ha sido arrestado esta noche por presunta venta de metanfetaminas. Tenemos su teléfono y estamos intentando leer todos sus mensajes de gente solicitando drogas, pero seguís llamando y es muy molesto. Se han acabado todas las drogas por hoy. Ya iremos a por vosotros a su debido tiempo”.

A doce horas de vuelto de Ohio y en paralelo a que los clientes de Notman metieran la pata con su llamada, la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete realizó una llamada al secretario del sindicato Miguel Bernard, para alertarle de su posible detención, 24 horas antes del arresto. Sabiendo que la conversación estaría siendo intervenida, sus palabras se ajustaron tanto a un guión para desvincularse de las actividades del sindicato, que levantaron las sospechas de los agentes que escuchaban la conversación desde una furgoneta… como en las películas. O así me los imagino yo, en una furgoneta llena de aparatos junto a su casa.

En definitiva, no sólo es importante lo que dices (como los clientes de Notman), sino cómo lo dices (como Virginia), ya que todo puede revolverse en tu contra.

Creemos que nuestra identidad digital está definida sólo por lo que publicamos. Algo así como “somos lo que decimos”. Así que basta con no publicar nada que no queramos que sea usado en una futura entrevista de trabajo, sacado a la luz en un juicio o publicado por un periódico para mantener nuestra identidad digital bajo control. Pero en estos tiempos de Gran Hermano, el rastro digital que dejan nuestras acciones va mucho más allá de las publicaciones en redes sociales y blogs. Todo lo que se digitaliza es susceptible de caer en manos de terceros.

Hasta Orwell se quedó corto. Asusta.

La tragedia de Hamlet y el social media

Etiquetas

, , , ,

Hamlet

Dicen de un social media manager que lanzaba campañas a ritmo de Hamlet. Ser o no ser. ¿Qué acción puede desencadenar más clicks? He ahí el dilema. Al igual que el príncipe Hamlet llorando la muerte de su padre, nuestro gran profesional se preguntaba si es mejor sufrir los insultos y los dardos, la fortuna impía y el porfiador rigor, o rebelarse contra un mar de desdichas, afrontándolo y desaparecer con ellas. Ser y sufrir dolor o No-ser y desaparecer.

Dolor es lo que hay en la última campaña del remake de Ghostbusters, aquél éxito de los 80 que vuelve a Hollywood para mayor gloria de sus productores ejecutivos. El estreno de su trailer en Youtube obtiene el triste honor de acumular un récord en “no me gustas”. Miles de quebrantos, azotes implacables de injusticia, áspero desdén, amor despreciado,… Dolor por estar ahí.

Desaparecer, sin embargo, es lo que ha elegido Radiohead, que en plenos preparativos del lanzamiento de su nuevo disco, ha borrado de forma radical cualquier vestigio de su existencia digital: todos sus tuits, todos sus mensajes de Facebook y todos los datos de su web oficial, convertida así en un manto de luto blanco. Casi dos millones de seguidores viendo la nada, el abismo. Así se disparan los comentarios y las noticias, con un simple aunque original “desaparecer”. Al menos hasta el 3 de Mayo, cuando Radiohead resucita (online) volviendo del país de cuya lóbrega frontera ningún viajero regresó… salvo ellos.

Complejo dilema el que atormentaba al príncipe Hamlet y difícil tarea la que los planificadores de campañas online deben asumir para destacar en un mar de impactos y estímulos. Ser o no ser, esa es la cuestión… también digital.

¿Dónde está Yahoo?

Etiquetas

, , ,

yahoo-overdrive

Se rumorea desde hace tiempo que Google podría lanzar una oferta para quedarse con lo que queda de la vieja Yahoo. Ya ocurrió lo mismo hace unos años con Microsoft y la operación no llegó a cerrarse nunca. Pero ¿merece la pena comprar el actual Yahoo? ¿Es un activo interesante?

No hace falta ser un gran analista para ver las diferencias entre Google y Yahoo en este momento. Haz el sencillo ejercicio de revisar tus costumbres de navegación, que no creo que sean muy distintas a las mías: no hay día que no use Gmail, Google Maps, Youtube, GTalk, Drive, Chrome, Analytics y por supuesto, todo el ecosistema de búsqueda de Google. Sus productos se han vuelto imprescindibles.

Si repito el ejercicio con Yahoo, la comparación es odiosa: no tengo cuentas de yahoo, actualizo muy de vez en cuando mi Flickr y quizás visite de forma casual algún Tumblr. Mi viejo blog hecho en esta plataforma, lleva varios años cerrado.

Fundada en 1994 por dos estudiantes de la Universidad de Standford, Yahoo fue la primera gran compañía de Internet, pero cuando Google lanzó su algoritmo de búsqueda, comenzó una sangría de tráfico, ingresos y popularidad de la que nunca ha conseguido recuperarse. Ni siquiera los intentos de Marissa Mayer a golpe de talonario, cuando asumió la dirección en 2012, consiguieron hacerla remontar.

Esta es la realidad de Yahoo: vive de las rentas de su marca y del tráfico que generan las millones de páginas de contenidos generadas a lo largo de estas dos décadas. Su protagonismo y su capacidad para innovar pasaron a mejor vida y quizás lo mejor que le pueda pasar a sus ingenieros es integrarse en Google o cualquier otra compañía similar, para abordar nuevos retos. Veremos como acaba la historia.

De la serie… Errores de marketing

Aviso-importante

Error nº55 – Situar los avisos importantes de forma confusa

Ya está todo fotografiado

Etiquetas

, , ,

Parque Guell 3

Llevo haciendo fotografías digitales desde Enero de 2001, cuando me compré mi primera cámara digital Fuji. La panorámica de Barcelona desde el Parque Güell que ilustra este artículo, fue una de las primeras fotos digitales que hice en mi vida. Quizás la fecha de Enero de 2001 no te diga nada si hablamos de fotografía, pero en aquellos días, tener una cámara digital era muy inusual. Recuerdo que la gente me miraba por la calle cuando en lugar de acercar el ojo al visor, estiraba los brazos y hacía las fotos con la referencia del display, un gesto que a día de hoy está tan normalizado que lo contrario (llevar el visor al ojo) es lo que produce asombro.

La primera vez que tuve en mis manos una cámara digital fue en el verano del 2000. Mis amigos de Belio Magazine tenían una y me quedé asombrado con aquel gadget mágico. Unos meses después me hice con aquella Fuji que me permitía una resolución de 1024px y su memoria almacenaba unas 60 fotos. Desde la perspectiva actual, estas cifras son de risa pero el salto cualitativo y cuantitativo que me supuso aquella cámara con respecto a la fotografía analógica fue muy grande.

Aunque hoy nos parezca increíble, con anterioridad al año 2000 toda la fotografía de consumo era analógica: nos íbamos de vacaciones y hacíamos a lo sumo, uno o dos carretes de 36 fotos. Al volver del viaje, peregrinábamos al estudio de revelado y montábamos nuestras fotos de papel en álbumes que decoraban la estantería del salón. Pero estas historias que te sonaran familiares si tienes más de 40 años, son difíciles de entender para los más jóvenes y especialmente para la Generación Z.

Desde un punto de vista fotográfico, mi vida se divide en la etapa analógica de la que tengo relativamente pocas fotografías (calculo que entre 400 y 500) y la etapa digital. Desde mi antigua cámara digital Fuji hasta hoy, mantengo un álbum perfectamente catalogado con los principales eventos de mi vida. Este fin de semana hice recuento y tengo 30.000 imágenes de estos 15 años; unas 2000 fotos por año, o lo que es lo mismo, unas 5 o 6 al día. La dimensión que nos ha dado la fotografía digital y en especial desde que la llevamos integrada en nuestros teléfonos móviles es de varios ordenes de magnitud con respecto a la fotografía analógica.

¿Y qué podemos esperar de la próxima década? Personalmente, hago menos fotos que hace unos años. Más allá de los momentos familiares y de las imágenes más frikis que uso en mis queridas series “Errores de marketing” y “Todos somos creativos”, fotografiar lugares tiene cada vez menos interés. Vayas donde vayas, el lugar ya ha sido fotografiado por alguien, probablemente con más técnica y mejor equipamiento, y te vale una simple búsqueda en Internet para ver esas imágenes de otras personas. ¿Qué aproximación puedes hacer, por ejemplo, a la Torre Eiffel, el Acueducto de Segovia o el London Bridge, que no haya sido hecha ya?

¿Podemos estar ante un punto en el que deje de tener sentido tomar fotografías de tus vacaciones porque todo lo que ves está disponible ya en Internet (salvo, obviamente, esos momentos especiales en los que aparece tu familia o amigos)? ¿Volveremos a ese punto en el que el viajero se limita a “sentir el lugar” y olvidarse de fotografiarlo de forma compulsiva, como esos japoneses que sólo ven los lugares que visitan a través de sus displays?

Piénsalo en tus próximas vacaciones. Quizás te compense no sacar la cámara del bolsillo porque ya está todo fotografiado.

El ordenador con tres iconos de Rajoy

Etiquetas

, , , , , , , ,

El-ordenador-de-rajoy

“Tengo Tuit y Facebook y tal… WhatsApp no tengo… tengo SMS normal” (Mariano Rajoy, en Salvados)

Esta pena de frase es la aproximación a la tecnología de nuestro Presidente del Gobierno en funciones. Ayer pudimos verlo en la entrevista con Jordi Évole. También habló Rajoy de “apoyar la innovación y (…) eh eh (…) la ciencia” en un tono entrecortado, dubitativo, inexacto. No es mi intención hacer sangre con un error de expresión que efectivamente puede tener cualquiera, pero desgraciadamente, estas frases me parecen una radiografía perfecta de lo que hay, junto con otro detalle que quizás se pasó por alto.

El ordenador de Rajoy, en el ala auxiliar de su mesa, parecía de atrezzo. Su escritorio apenas contaba con tres iconos. O bien Rajoy es el clásico maniático del orden en el escritorio, o nos confirma una vez más que su trabajo es analógico y en papel.

El primer paso para apoyar algo es conocerlo, aunque sea mínimamente. La ciencia, la innovación y la tecnología son algo muy serio, la piedra angular de ese nuevo modelo productivo de país que todos los políticos califican de vital, pero que nadie sabe (ni quiere) acometer.