Etiquetas

, , ,

Los expertos en mercadotecnia definen el contramarketing como un conjunto de acciones para reducir la demanda de un determinado producto. En otras palabras, hacerle la puñeta para que se venda menos. ¿Tiene sentido el contramarketing? Hay momentos en los que tiene todo el sentido del mundo, como las campañas iniciadas por organismos públicos para reducir el consumo de alcohol y tabaco, un ejemplo clásico. Pero también se considera contramarketing a todas esas acciones poco transparentes que los lobistas y grupos de presión ejecutan para torcer el mercado hacia su conveniencia.

Elon Musk ha sufrido mucho contramarketing en los últimos tiempos. Es lo que tiene ser un tipo adelantado a su tiempo. Pero tengo que decir que ha sabido contestar con un ingenio a la altura de su cada vez más mitificada persona.

Primer ejemplo. Los fans de Tesla asistieron atónitos a la noticia del primer accidente mortal de uno de sus vehículos circulando en modo autónomo. Los grupos contrarios al fuerte avance de Tesla y lo que significa en el mercado (vehículos 100% eléctricos, autónomos y basados en aplicaciones) se frotaron las manos: los algoritmos de conducción autónoma no son infalibles como nos han estado contando. El algoritmo también se equivoca! Pero como por arte de magia, unas semanas después llegó la respuesta por parte de los “Musk-fans“: Un vehículo de Tesla lleva en modo autónomo al hospital a su conductor, que había sufrido una embolia pulmonar. El vehículo le salvó la vida y la noticia dio la vuelta al mundo.

Hyperloop es otro de los impresionantes proyectos de Musk. Una especie de tren supersónico metido en un tubo capaz de alcanzar velocidades superiores a los 1000km/h. Los primeros esfuerzos comunicativos de Musk se centraron en explicar la tecnología subyacente en este revolucionario medio de transporte y enseguida llegó el contramarketing del lobby del transporte tradicional, acentuando la duda de si dicho sistema sería realizable en el corto/medio plazo.

hyperloop-2013

Web Hyperloop año 2013

La web original de Hyperloop (ver adjunto) formada por gráficos, esquemas y animaciones 3D que explicaban su tecnología, mutó de inmediato al actual website en el que no verás ni un 3D. Todo son fotos reales de máquinas trabajando en los primeros tramos. Frente al contramarketing de “esto no es posible hacerlo”, la respuesta es “mira las fotos,… ya lo estamos haciendo”.

hyperloop-2016

Web Hyperloop año 2016

Son sólo dos ejemplos de “como actuar contra los que actúan en tu contra”, algo así como “contra-contramarketing”. ¿Me aceptarán la palabra en la RAE? Tendrían que preguntarle a Elon.

Anuncios