Sant Jordi 2020, distinto a todos los demás.

Etiquetas

, , , , ,

Con la situación de confinamiento y cierre generalizado de librerías, era imposible que Sant Jordi se celebrase con normalidad este año. El sector editorial llevaba tiempo preocupado porque se trata de una de las citas más importantes del año. De momento, hay una nueva fecha para que los libros y las rosas salgan a la calle, el 23 de julio. Sant Jordi no es la única cita aplazada. La Feria del Libro de Madrid también se desplaza en el calendario y tendrá lugar del 2 al 18 de octubre.

Por otra parte, desde mi editorial han iniciado una campaña de envío de libros a domicilio, una especie de “tele-sant-jordi” para facilitar el regalo de libros y rosas a tus seres queridos. Todo es tan sencillo como escribir a editorial@librosdecabecera con el nombre y dirección de la persona a la que quieres regalar, junto con el título elegido.

Además, el jueves 23 a las 11h, participaré en el ciclo de conferencias organizadas por GettingUp junto con otros autores con motivo de Sant Jordi. Repasaré el contenido de mis libros y sin duda, será una presentación muy distinta a otras que hayas podido ver. Puedes acceder de forma gratuita a mi conferencia a través de este enlace de Zoom (Jueves 23, 11h). Toda la info del ciclo aquí:

No hace falta decir que este Sant Jordi no se va a parecer a los demás. Solo espero que en 2021, vivamos una jornada como las que ya conocemos: con las calles llenas de gente y con el protagonismo de los libros.

Teletrabajo en tiempos de coronavirus. Colaboración de marzo en Capital Radio

Etiquetas

, ,

Si me hubiesen dicho hace un mes que mi siguiente colaboración en la radio tendría lugar a distancia porque medio mundo está encerrado en sus casas debido a un virus global, nunca lo hubiese creído. Ni en el escenario más bizarro y apocalíptico, hubiera imaginado algo así. Pero ésta es la nueva realidad: todos estamos en cuarentena en nuestras casas, haciendo lo posible por trabajar a distancia mientras cuidamos a niños o personas mayores. Por eso decidí adaptar el contenido de mi participación mensual en el programa Afterwork de Capital Radio para hablar sobre teletrabajo.

A nivel de datos estadísticos, los profesionales españoles que trabajan a distancia de manera habitual son (somos) solo el 4%. La cifra sube hasta un 7,5% si hablamos de teletrabajo esporádico. La Comunidad de Madrid lidera este ranking en España con un 10%, aún por debajo de la media europea, entorno a un 12%. Los líderes en teletrabajo en Europa son los países escandinavos, especialmente Dinamarca y Suecia. Lo que sí está claro es que es una tendencia creciente desde 2005. Hasta el año 2000, el teletrabajo era simplemente inexistente.

En España estamos por debajo de la media europea porque seguimos valorando en exceso la presencialidad en lugar del trabajo por objetivos. Por eso es que el teletrabajo no es tanto un reto tecnológico (algo que está superado en la mayoría de las empresas) sino un cambio de organización, de procedimientos y de cultura corporativa. Los trabajadores deben acostumbrarse a una nueva forma de hacer las cosas en las que tus compañeros ya no están en la mesa de al lado y en la que no se tiene a un jefe guiando nuestros pasos. Ya no vale aquello de “he venido a hacer lo que me mandes” sino que es necesaria la proactividad y el trabajo por objetivos comunes.

Diversos estudios estiman que en España, más del 70% de las empresas están preparadas para explotar fórmulas de teletrabajo y que aproximadamente el 50% de los trabajos son susceptibles de realizarse en remoto. Es obvio que hay profesiones más adaptadas al teletrebajo como los relacionados con el ámbito digital (programadores, diseñadores, desarrolladores de apps, …), las humanidades (periodistas, traductores, escritores), los cargos directivos, los comerciales y autónomos, o el sector del comercio electrónico. El teletrabajo es cada día más habitual en sectores como los teleoperadores, los profesores de etapa superior o especializada e incluso entre los artistas y artesanos que venden sus propios productos por internet.

Hay dos sectores muy importantes donde el teletrabajo tiene aún mucho recorrido. Por una parte la banca. Ya hace veinte años que los primeros bancos online como Openbank nos sorprendieron con su operativa 100% virtual, sin oficinas. Muchos clientes hastiados de la banca presencial abrazaron esta tendencia a finales de los años noventa. Hoy en día, la digitalización en la banca ha llegado a tal punto que hasta las hipotecas se conceden con un procedimiento completamente online. Y eso que la firma de una hipoteca es con toda probabilidad, un servicio bancario que, en muchos casos, solo se utilizará en una única ocasión a lo largo de la vida.

Otro sector con mucho recorrido es la administración pública. Desde la entrada en vigor de la Ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común de Administraciones Públicas (LPACAP) en la que se establece el derecho y la obligación de relación electrónica con las diferentes administraciones, los ciudadanos tenemos la posibilidad de realizar todos nuestros trámites a distancia con nuestro DNIe o firma digital. Si ya no necesitamos que haya una ventanilla física, el funcionario que está al otro lado puede perfectamente realizar sus tareas de admisión, revisión y respuesta desde su casa.

Como cierre de mi participación, Eduardo Castillo me pidió algunos consejos para los nuevos teletrabajadores, que forzados por el confinamiento obligatorio provocado por el coronavirus, han tenido que adoptar su trabajo a distancia a contrarreloj. Es obvio que no son las mejores condiciones para probar nuevas fórmulas, con nuestros hijos en casa y con una situación generalizada de angustia ante las noticias que recibimos en los informativos. En cualquier caso, aquí van algunos consejos rápidos:

  1. Evitar las distracciones de casa, como ir al frigorífico a picar algo, hablar por teléfono en exceso con familiares y amigos, desviar nuestra atención a labores del hogar, etc. Aunque también conviene recordar que en una oficina hay muchas distracciones: desde el compañero que viene a quejarse del jefe hasta los cafés y cigarrillos a escondidas. Si somos capaces de centrarnos, nuestra casa puede ofrecer menos distracciones que una oficina.
  2. Relacionado con lo anterior y en la medida de lo posible, separar el lugar de trabajo del de ocio. Evitar las tentaciones mientras estamos trabajando.
  3. Seguir ciertas rutinas: el desplazamiento a la oficina suele despejarnos la cabeza y nos prepara para la jornada. Por eso es conveniente empezar con una ducha, desayuno e incluso un pequeño ejercicio físico de 10 minutos antes de empezar la jornada.
  4. Aprender a desconectar. Conviene tener un cierto horario y no extender el trabajo más allá de lo razonable. A los que tenemos tendencia a ser un tanto workaholics, nos cuesta desconectar y es conveniente hacerlo para poder experimentar un buen descanso.

En resumen, esta lamentable situación en la que nos hemos visto envueltos puede suponer una buena oportunidad para probar nuevas fórmulas de trabajo, impensables hace solo un par de semanas. Son momentos para la experimentación y, quién sabe, quizás nos venga muy bien para cambiar las cosas en el futuro o para valorar más lo que ya teníamos.

Espero que mi colaboración de Abril sea ya desde el estudio de Capital Radio en el centro de Madrid. Mientras tanto, espero que todos estéis bien y os deseo mucho mucho ánimo.

Como siempre, el programa completo está disponible aquí.

Doping tecnológico: colaboración de febrero en Capital Radio

Etiquetas

, , , , ,

En mi última visita al programa Afterwork de Capital Radio estuvimos hablando de doping tecnológico y sus implicaciones en el mundo del deporte. Para introducir el tema, recurrí a la última gran hazaña del deporte internacional: el pasado mes de octubre, el atleta keniata Eliud Kipchoge fue capaz de correr una maratón en menos de 2 horas. Fue el primer ser humano en conseguirlo. La proeza es de una magnitud histórica, digna de un superhombre. Pero su marca no fue reconocida por la Federación Internacional de Atletismo por todas las ayudas externas con las que contó: cinco atletas en forma de «V» le abrían paso y se turnaban para estar frescos, un coche le marcaba el ritmo con un laser proyectado sobre el suelo y calzaba la última versión de las zapatillas Vaporfly de Nike.

Entre la marca de Kipchoge de 1:59:40 y el actual record de maratón reconocido por la Federación (2:2:57), hay una mejora de un 3%. Nike anuncia que sus zapatillas permiten reducir el gasto energético necesario para correr en un 4%. Parece que Kipchoge hasta podría mejorar la marca. Los investigadores de Nike que desarrollaron las zapatillas decían que usarlas era como correr cuesta abajo gracias al «efecto catapulta» originado por una placa integrada dentro de la suela.

Tras estudiar el caso, la Federación Internacional de Atletismo prohibió las zapatillas Nike que usó Kipchoge para conseguir su marca, estableciendo nuevas normas al respecto. Entre otras, que las zapatillas no podrán tener una suela superior a 40mm, no podrán incorporar placas rígidas en el interior y que las zapatillas deberán estar disponibles para el público general con al menos 4 meses de antelación a la competición en la que se vayan a usar para evitar el uso de modelos experimentales. Por tanto, la Federación consideró las zapatillas Vaporfly como doping tecnológico.

Podemos definir «doping» en el ámbito del deporte como el uso de sustancias químicas que mejoran el rendimiento de un deportista y el «doping tecnológico» como el uso de innovaciones tecnológicas que mejoran el rendimiento.

El caso de las Vaporfly no es ni mucho menos el primero. El deporte tiene una larga historia de doping tecnológico.

En 1957, el saltador de altura soviético Yuri Stepanov saltó 2,16m, arrebatando el récord mundial a los campeones americanos. Posteriormente se descubrió que la zapatilla tenía una suela de un grosor de cinco centímetros, alargando de forma artificial las piernas del saltador. Unos años después, en 1960, la IAAF las prohibió.

En los Juegos Olímpicos de 2008 en Pekin, el 94% de las pruebas fueron ganadas por nadadores con el bañador de cuerpo entero LZR Racer de Speedo. El bañador en cuestión, que era un desarrollo en colaboración con la NASA utilizando sus túneles del viento y el software de análisis de fluidos más avanzado de aquel momento, mejoraba la flotabilidad y la hidrodinámica. Michael Phelps decía que cuando lo llevaba puesto “nadaba como un cohete”. En 2009, la Federación lo prohibió.

En las últimas décadas, las raquetas de tenis han pasado de las originales construidas en madera a los diseños metálicos, hasta llegar a las actuales, fabricadas en fibra de carbono y otros materiales sintéticos, permitiendo enormes mejoras en el rendimiento de los tenistas. Se sigue innovando en materiales pero en este caso, no ha habido prohibiciones por parte de la Federación.

Los deportes de motor y concretamente la Fórmula 1 también tienen una larga historia de innovaciones que antes o después pasan a ser reguladas o directamente prohibidas por la Federación Internacional de Automovilismo. Por ejemplo, el llamado «efecto suelo» en los diseños de los años 70 hacían que los coches se pegaran a la carretera, pero también provocaba que cuando el coche perdía el efecto, saliera escupido por el asfalto. Después de varios accidentes gravísimos, la FIA decidió regularlo en 1983 endureciendo su uso.

Como vemos en todos estos ejemplos históricos, la decisión final de qué es doping y qué no lo es, depende de Federaciones y Reguladores que aplican decisiones un tanto arbitrarias, presionadas en muchos casos por los jugosos contratos de patrocinio de las marcas. ¿Por qué no corren todos los pilotos de F1 con el mismo coche? Porque dejaría de ser interesante para los fabricantes. Lo mismo ocurre con la maratón de Kipchoge. Si la prohibición de la Federación es total, los fabricantes como Nike dejarían de patrocinar eventos y deportistas.

Por tanto, la frontera del dopaje tecnológico, más que una cuestión técnica, suele ser una decisión que se toma en un despacho y es sumamente sutil. ¿Debemos obligar a los deportistas a seguir ejecutando el deporte como se hacía hace tres o cuatro décadas o por el contrario, debemos dotarles de las herramientas (más allá del entrenamiento, la alimentación, la disciplina, etc) para que sigan mejorando registros, a riesgo de considerarlas doping tecnológico? Esa es la gran pregunta.

Si te interesa el tema, puedes escuchar el programa completo aquí. Mi intervención a partir del minuto 42.

La magia de la facilitación gráfica. Colaboración de Enero en Capital Radio.

Etiquetas

, , , ,

Ayer acudí a mi cita mensual en el programa #Afterwork de Eduardo Castillo en Capital Radio. En esta ocasión, la charla fue sobre el concepto de facilitación gráfica aplicado al mundo de las empresas y los negocios, y para ello contamos con la participación de Andrés Martínez Ricci, ilustrador con una larga trayectoria, más conocido como MrScribing.

Podríamos definir la facilitación gráfica como una herramienta con la que comunicamos a través del dibujo conceptos a priori complejos y abstractos. El facilitador gráfico sintetiza todas las ideas que se generan en ponencias o dinámicas de grupo, ayudando a los asistentes a recordar los puntos clave por medio de dibujos y conexiones entre ellos.

En mi trabajo en El Equipo E hemos puesto en práctica este tipo de técnicas en numerosas ocasiones y puedo confirmar que son diferenciales y asombrosamente efectivas.

Como la charla tuvo formato de entrevista, creo que lo mejor es escuchar a MrScribing contando su experiencia en primera persona. El programa completo está disponible aquí. Nuestra participación a partir del minuto 6.

La cuesta de enero. Colaboración en Telemadrid.

Etiquetas

, , , , ,

Ayer acudí a mi primera colaboración del nuevo año en Está Pasando para hablar de la cuesta de enero, los productos que han subido y bajado de precio con el cambio del año y algunos consejos para hacerlo más llevadero.

Por empezar con las buenas noticias, hay varios segmentos de productos y servicios que han bajado de precio en 2020:

  • Tarifas aeroportuarias: -1,44%, repercutiendo directamente en el coste del billete
  • Gas Natural: -4%
  • Electricidad: la parte regulada dependiente del Gobierno no sube. El resto del recibo dependerá del mercado y habrá que ver cuál es su evolución en las próximas semanas. Al menos es una buena noticia que la parte regulada no suba.
  • Productos de higiene femenina: el IVA baja del 10% al 4%
  • Telefonía: ninguna operadora ha anunciado subidas con el cambio del año

Respecto a los productos y servicios que suben:

  • Billetes de tren: el AVE y Larga Distancia suben un +1,1% y el Cercanías un +1%
  • Correos: la carta nacional sube de 0,60€ a 0,65€, lo que supone un +8,3% de subida
  • Peajes: suben una media de +0,85%, salvo las autopistas rescatadas
  • Servicios bancarios: todos los bancos han anunciado más comisiones. Todo ello debido a que el Euribor cerró el 2019 en -0,263%.
  • Vivienda: la estimación para el mercado de la vivienda es que suba a lo largo del 2020 entorno a un 3 – 5% en compraventa y un 4 – 6% en alquiler.

Después de revisar todas estas cifras, Vidal y yo repasamos cinco pequeños consejos para intentar superar la cuesta de enero con éxito. Todos ellos se resumen en uno: hacer un consumo responsable.

La anécdota del día fue cuando hablamos de re-gifting, una tendencia al alza que consiste en volver a regalar aquellos regalos que no nos han gustado o que simplemente no nos encajan. Yo llevé uno de estos regalos que recibí las pasadas navidades e hicimos un re-gifting en directo.

El programa completo está disponible aquí. Mi intervención a partir del minuto 60.

Feliz 2020

Etiquetas

, , , , ,

Como ya es costumbre, mi último post del año lo dedicó a compartir con todos vosotros el christmas que hemos hecho en El Equipo E para desear un fantástico año 2020 a todos nuestros clientes, proveedores y amigos. Como siempre es bonito echar un ojo hacia atrás, aquí están los de los años anteriores (2018, 20172016201520142013 y 2012).

Así que solo me resta por este año, desearte un 2020 lleno de éxitos, buen rollo y planes interesantes. Creo que el 2019 no ha estado nada mal, pero el 2020 seguro que será mejor. ¡Nos vemos el año que viene!

 

La pequeña economía de las familias. Colaboración en Telemadrid.

Etiquetas

, , ,


En mi última participación en Está Pasando, repasamos algunos datos alrededor de la pequeña economía de las familias madrileñas. El titular era cuanto menos significativo: “La mitad de los españoles disponen de menos de un 20% de su sueldo tras pagar las facturas”. Con el sueldo medio en la Comunidad de Madrid (entorno a 27.000€ brutos, unos 1.530€ netos al mes en 14 pagas), solo tendríamos unos 300€ al mes para dedicar al ahorro o a gastos excepcionales. Y eso que en Madrid somos unos afortunados: estamos en el segundo puesto en el ranking de comunidades por nivel de ingresos, solo por detrás de Euskadi.

Según datos del INE, los españoles nos gastamos un 30,7% de nuestros sueldos en vivienda, 14,1% en alimentación, 12,7% en transporte, 7% en Enseñanza, ocio y cultura, 4,9% en vestido y calzado, 3,4% en sanidad y 3,2% en servicios de telefonía. En total, un 76% de nuestro sueldo.

Hay algunos factores significativos. El primero de ellos, la edad. Dentro del grupo de mayores de 55 años y el colectivo de pensionistas, más del 20% solo consigue disponer de un 5% o menos de su sueldo. La pensión media en Madrid es de unos 1050€ netos. Esto implicaría una capacidad de ahorro de tan solo 50€ al mes.

Otro factores significativos serían el lugar de residencia o el nivel de estudios. Si nos remitimos al colectivo que consigue ahorrar una cantidad significativa de su sueldo (50% o más), tenemos que solo sería el 7% en los entornos rurales, el 10% en las afueras de las ciudades y el 11% en los grandes núcleos urbanos. De la misma manera, solo conseguirían ahorrar la mitad de su sueldo el 5% de los trabajadores con estudios primarios y el 11% entre los universitarios.

El programa completo está disponible aquí y mi participación a partir del minuto 56.

Hablando de obsolescencia programada en la COPE

Etiquetas

, , ,

Esta madrugada participé en el programa La Noche de la COPE conducido por Beatriz Pérez Otín para hablar una vez más de obsolescencia programada. Como aficionado al tema, me encanta que se le esté dando tanta cobertura en medios. Quizás pueda ser un signo de que algo está cambiando.

El tema surgió al hilo de la convocatoria de diseño sostenible “Toca madera” que se está celebrando estos días en Madrid. En el debate también participaron Irena Vent, una de las diseñadoras seleccionadas en el concurso, y Carlos Kasner, de la American Hardwood Export Council.

El programa completo está disponible aquí. Mi participación a partir del minuto 17.

Deepfake y el vídeo viral de El Equipo E. Colaboración de diciembre en Capital Radio.

Etiquetas

, , , ,

Ayer acudí a mi visita mensual en el programa Afterwork de Eduardo Castillo en Capital Radio. Por las fechas en las que nos encontramos, estaba previsto que diéramos un repaso a todo lo acontecido durante el año más algunos consejos tecnológicos para el 2020, pero cambiamos el guión a última hora como consecuencia del vídeo viral de moda que apareció tras las últimas elecciones. Estoy hablando del vídeo titulado «El Equipo E, con E de España» en el que se fusionan las caras de los líderes de los cinco principales partidos con imágenes de la mítica serie de los años ochenta, «El Equipo A».

En el vídeo, subido a Youtube donde acumula más de 1,2 millones de reproducciones, Pablo Casado es Hannibal Smith, Pedro Sanchez es Fénix (el guaperas), Albert Rivera es Murdock (el loco) y en un golpe de genialidad, Santiago Abascal es M.A. y Pablo Iglesias es Amy Amanda, la chica que acompañaba al grupo. El nivel de fusión de las caras es muy bueno y desde un punto de vista cómico, el vídeo es insuperable. Se extendió entre grupos de whatsapp como la espuma.

Tengo que decir que me ha tocado muy de cerca, porque como se titulaba «El Equipo E», mucha gente pensó que era obra de mi empresa y en unos pocos días, recibí decenas de mensajes. El tráfico en nuestra página web llegó a multiplicarse por 200. Hasta llegamos a publicar un pequeño mensaje de bienvenida en el que dejábamos claro que no era obra nuestra. Eduardo Castillo, el director de Afterwork, fue uno de los que me contactó, así que finalmente decidimos dedicar el programa de Diciembre a contar los aspectos más anecdóticos del vídeo, pero también a hablar de Deepfake, la tecnología que hace posible que se creen vídeos como éste.

Deepfake, que podríamos traducir como “profundamente falso”, surge de la fusión de los términos deep learning (“aprendizaje profundo”) y fake (“falso”). Se trata de una técnica de inteligencia artificial que permite la generación de vídeos o imágenes falsos pero que aparentan ser reales, hasta un nivel asombroso. Deepfake permitiría, por ejemplo, insertar la cabeza o la cara de una persona en el cuerpo de otra. El algoritmo se alimenta con una serie de referentes visuales (vídeos o fotos) y consigue generar un nuevo vídeo alterado.

La tecnología Deepfake tuvo una primera aplicación muy conocida durante el rodaje de la saga Star Wars. La actriz Carrie Fisher falleció durante el rodaje y se utilizaron técnicas Deepfake para generar las escenas que faltaban utilizando a otra actriz e incorporando posteriormente la cara original de la princesa Leia. Hay un importante debate en el ámbito del cine ya que, ¿hasta qué punto es lícito utilizar estas técnicas de sustitución de actores? No hay duda que puede ser muy interesante para grabar escenas potencialmente peligrosas o para conseguir hilos argumentales muy largos en el tiempo rejuveneciendo o envejeciendo actores. Pero, ¿sería ético sustituir a actores en otras circunstancias? Por ejemplo, si un actor pide que se le suba el sueldo y la productora se niega, ¿podrían sustituirse las escenas restantes por otras generadas mediante Deepfake? ¿Se podría llegar a grabar una película completa sin actores, algo así como “la nueva película de Leonardo DiCaprio sin Leonardo DiCaprio”? ¿Los actores podrían cobrar por licenciar su cara sin llegar a actuar?

Deepfake también tiene otra vertiente, la del uso fraudulento, la manipulación pura y dura. Por ejemplo: un político diciendo lo contrario de lo que ha dicho en su discurso real (ya hay un precedente muy conocido con Barack Obama), un CEO que reconoce las cosas que hace mal su compañía (otro precedente, Mark Zuckerberg) o una conocida actriz con la que se generan vídeos pornográficos (también hay muchos precedentes, como el de Scarlett Johanson).

Contra estos usos fraudulentos de la tecnología Deepfake ya hay una gran movilización de empresas que están desarrollando algoritmos para detectar montajes. Microsoft, Amazon, Google o Facebook ya han creado bases de datos con miles de archivos manipulados para entrenar a los algoritmos de detección automática de fraudes. Curiosamente, una de las empresas que más está haciendo por detectar deepfakes es el portal pornográfico Pornhub. Es una de las empresas más activas y efectivas eliminando vídeos falsos de su contenido, especialmente después de que se subieran a su plataforma decenas de vídeos que colocaban artificialmente en escenas pornográficas el rostro de conocidos actores o incluso personas anónimas.

El único problema que ofrecen las técnicas de detección automática es que al mismo tiempo que sirven para detectar un fraude, sirven para realimentar el algoritmo que genera los vídeos, haciendo que cada vez sean más difíciles de detectar. Por eso, la “capa humana” sigue siendo necesaria: periodistas con ojo adiestrado que no caen en el click fácil, planes de respuesta rápida en las empresas para el caso en el que surja algún problema y, por supuesto, una sociedad con pensamiento crítico que no colabore en hacer la bola más grande publicando en sus redes sociales un vídeo que podría ser una fraude.

Como siempre, el audio del programa completo está disponible aquí.

La pequeña economía de la Navidad. Colaboración en Telemadrid.

Etiquetas

, , ,

Ayer lunes tuvo lugar mi última colaboración con Está Pasando en Telemadrid para hablar de la pequeña economía de la Navidad. ¿Sabemos lo que nos gastamos? ¿En qué se nos va el dinero? ¿Como reducimos el gasto? ¿Es preferible pagar con tarjeta o en efectivo? Fue una conversación muy divertida con José Luis Vidal en la que preparamos un acting de lo más vistoso.

El programa completo está disponible siguiendo este enlace. Mi intervención a partir del minuto 49.