Etiquetas

, , , , ,

Me ha gustado mucho el video que ilustra este post, en el que bombardean espectaculares datos que nos dan una idea de los tiempos en los que vivimos, tiempos exponenciales, en los que la única constante es el continuo cambio.

En algunas de mis conferencias suelo comentar un dato que escuché una vez y que me pareció muy ilustrativo para hablar sobre la importancia del cambio en nuestros días: lo que un alumno de ingeniería estudia en primero, estará obsoleto cuando acabe su carrera. Algunos me dirán que exagero, pero piensa en cómo estábamos hace 5 años: ya existían empresas como Facebook y Google, pero sin lugar a dudas, no teníamos tan integrada la tecnología en nuestras vidas como hoy con herramientas como mapas interactivos, documentos en la nube, intercambios de ficheros grandes, whatsapps, instagrams, etc. Todo a golpe de click en tu móvil o en tu tablet, un dispositivo que por cierto, tampoco existía hace 5 años.

Como resumen, me quedo con una de las frases más potentes del vídeo: Los trabajos más demandados en 2010 no existían en 2004. Actualmente estamos preparando estudiantes para trabajos que todavía no existen, usando tecnologías que todavía no se han inventado, para resolver problemas que todavía no conocemos. Y desgraciadamente, además de los problemas que tiene la Universidad española para adaptar las titulaciones más técnicas a la realidad del mercado, seguimos formando a muchos profesionales en titulaciones que se dejaron de demandar hace muchos años. Es sin duda un gran problema de nuestro sistema educativo, originado por el cambio y que tiene una muy difícil solución.

Son tiempos exponenciales, donde la única constante es que debemos aceptar el cambio como algo normal y ningún profesional puede dormirse en los laureles. La buena noticia es que es mucho más divertido así :-)

Ya hablé en este post de predicciones de futuro publicadas por la World Future Society (recomiendo su re-lectura porque son realmente impactantes). Hace unos días leía este otro post donde también se habla de futuro, concretamente de las  nuevas profesiones que veremos a finales de la década. Otra lectura para tratar de imaginarnos el futuro que viene.

Vivimos tiempos de cambio en muchos aspectos, sin duda, pero también son tiempos para mirar hacia adelante con optimismo. Al menos yo, lo quiero ver así.

Anuncios